Agresividad para proteger comidas, juguetes – Video

La protección de recursos es una problemática bastante frecuente en perros.

Un recurso es todo aquello que puede ser considerado de valor para el perro como por ejemplo comida, huesitos, juguetes, zonas de descanso o hasta sus propios humanos.

El problema aparece cuando el perro interpreta que si no protege su recurso corre el riesgo de perderlo, y la forma de protegerlo es a través de la agresión. Esta es una problemática difícil de trabajar ya que estaremos intentando ir contra el instinto de un animal.

Si estuviéramos en la naturaleza, el perro protegería sus recursos de sus competidores porque si no lo hace no podría sobrevivir. Por este motivo es importante la prevención.

Mirá estas notas!

Si nos aseguramos de enseñarle a nuestro cachorro que nosotros no somos su competidor y nos dedicamos a establecer un vínculo de confianza y cooperación con él, disminuimos las posibilidades de que desarrolle problemas de protección de recursos.

¿Cómo trabajamos con perros que agreden para proteger recursos?

Nuestro objetivo principal debe ser el de enseñarle al perro que nosotros no somos un competidor que intentará robarle sus recursos, sino que somos parte del mismo equipo. Si el perro nos interpreta como una amenaza, probablemente vayamos a tener problemas.
Para enseñarle al cachorro que no somos su competidor vamos a realizar el siguiente ejercicio:

Vamos a darle al perro algo muy rico para masticar, como puede ser un snack deshidratado, y dejaremos que se acueste unos segundos a disfrutar de esta actividad. Este será el recurso con el que vamos a trabajar.

Mientras el cachorro esté masticando su recurso, vamos a ofrecerle algunos trocitos ricos de comida a modo de intercambio.
Cuando el cachorro deje lo que estaba masticando y agarre los trocitos ricos de comida, podemos suavemente agarrar el recurso en cuestión, y casi inmediatamente se lo vamos a devolver.

Luego de varias repeticiones el cachorro irá comprendiendo que no debe desconfiar de nosotros ya que no estamos allí para robarle sus recursos.

Podemos empezar practicando esto con snacks masticables y luego ir variando a diferentes tipos de juguetes o hasta un plato de comida.

Recomendamos practicar este ejercicio varias veces al día. Sin embargo, también es importante que le demos al perro momentos de masticación en paz, sin molestarlo.

Este ejercicio es aplicable a modo preventivo con perros cachorros. Si nuestro perro adulto ya ha desarrollado problemas de agresividad por protección de recursos es fundamental que consultemos con un profesional de la educación canina.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist