¿Cómo hacer para que dos perros macho no se peleen?

tengo dos perros machos
SOBRE ESTE ARTICULO DE AGRESIVIDAD CANINA
    Add a header to begin generating the table of contents

    Es habitual la consulta a especialistas de la conducta canina por casos de perros machos que se pelean en casa. Los motivos por los cuales dos perros pueden llevarse mal pueden ser variados, pero sea cual sea la causa es un tema que no debe ser tomado a la ligera ya que pueden haber consecuencias negativas tanto a nivel físico como emocional. Además, se pone en riesgo la seguridad de los otros miembros de la familia que probablemente intentarán intervenir en alguna de las peleas.

    ¿Por qué dos perros machos pueden pelearse?

    Genética en perros machos

    Dos perros machos pueden pelearse por cuestiones genéticas. Si bien la agresividad no es heredable, el miedo tiene una tasa muy alta de heredabilidad. Perros que son inseguros pueden desarrollar conductas agresivas frente a otros perros u otras personas.

    Mala socialización en perros machos

    Si uno de los perros o ambos perros han sido mal socializados, es decir que no han tenido experiencias positivas con otros machos durante el período sensible de socialización, pueden desarrollar conductas agresivas hacia otros machos que desencadenen en peleas. Cuando el perro es cachorro es fundamental que tenga experiencias con perros de todos los tipos, tamaños, colores y con ambos sexos. Si un perro macho no tuvo buenas y variadas experiencias con otro perro macho, puede que desencadene en peleas.

    Experiencia traumática en perros machos que involucren a perros machos

    Si uno de los perros o ambos perros han sufrido una experiencia traumática con otro perro macho, pueden llegar a desarrollar conductas agresivas hacia otros machos y terminar en peleas. Un ejemplo de experiencia traumática sería si un perro macho los ha atacado en la calle.

    problemas de territorialidad entre perros machos

    Los perros machos pueden pelearse por problemas de territorialidad. En general, este tipo de conflictos se da en perros enteros (no castrados) que no tengan buenas habilidades sociales pero también en perros que tienen tendencia a querer proteger el territorio o recursos de valor como comida, agua, juguetes y personas.

    Estrés

    Si los perros machos se encuentran estresados pueden tener mayor tendencia a manifestar conductas agresivas entre ellos y pelearse.

    El temperamento o la personalidad del perro macho

    El temperamento o la personalidad de los perros puede influir en que estos se peleen. Al igual que las personas, cada perro tiene su temperamento y personalidad. A nosotros no nos caen todas las personas del mismo modo, ya que con algunas tenemos más afinidad que con otras. Con los perros pasa algo similar, de acuerdo a su temperamento van generando vínculos de diferentes características con sus pares: algunos muy estrechos, otros indiferentes y otros conflictivos que desencadenan en peleas entre perros

    Una mala presentación entre perros machos

    Si dos perros machos no fueron presentados de forma correcta, existe la posibilidad de que el resto de su convivencia no vaya a resultar armoniosa y se terminen peleando. La presentación entre dos perros es clave para la construcción de un buen vínculo entre ambos, sin importar el sexo.

    Cómo hacer para evitar peleas entre perros machos

    Prevenir peleas entre perros machos

    Hasta que no hayamos trabajado en mejorar el vínculo entre los dos perros machos y esté el riesgo de que se peleen será importante que no les demos la posibilidad de elegir solucionar conflictos a través de la agresión. Para esto, será fundamental que los perros puedan permanecer en ambientes separados dentro de casa especialmente cuando están solos. Nunca debemos forzar a dos animales a interactuar pero mucho menos si sabemos que tienen un pasado conflictivo.

    regular el acceso a los recursos de valor para los perros

    Los dos perros machos deben tener su propio espacio dentro de casa, con camas y platos de comida separados para evitar peleas entre ellos. Como mencionamos anteriormente un recurso de valor para el animal puede desencadenar una pelea que podría haber sido completamente evitable. Nosotros también somos un recurso valioso para el animal, ya que somos fuente de afecto, caricias, juguetes y comida. Es por esto que nuestro comportamiento cuando ambos perros están presentes debe ser cauteloso. Darle especial atención a uno de los perros puede llegar a desatar un conflicto. Nuestra actitud tiene que ser lo más neutral posible, intentando no brindar mayor afecto o atención a uno de los perros por encima del otro.

    No retar a los perros machos

    Si perros macho que conviven tienen un mal vínculo entre ellos, están inevitablemente en un estado de estrés permanente y tendrán mayor tendencia a pelearse. Si a este estado emocional negativo le sumamos castigos físicos o verbales la situación empeorará aún más. Está comprobado científicamente que utilizar castigos en la educación no solo daña al animal emocionalmente y deteriora el vínculo entre nosotros, sino que también puede empeorar problemas de comportamiento pre-existentes y provocar el surgimiento de otros.

    Satisfacer correctamente las necesidades de los perros machos

    Para evitar peleas entre perros macho debemos empezar por asegurarnos de satisfacer las necesidades de ambos animales de forma correcta. Cuando más enriquecida sea la rutina de nuestro perro, mayor es el bienestar del animal y menos las posibilidades de que se peleen. Un perro con sus necesidades cubiertas de forma correcta tenderá a desarrollar menos problemas de estrés y ansiedad y tendrá menos predisposición a los conflictos. Las rutinas de los perros deberán incluir:

    • Paseos de calidad acorde a sus necesidades físicas del perro
    • Actividades de estimulación cognitiva para perros
    • Juegos y actividades para fortalecer el vínculo humano- perro
    • Actividades que ayuden a fortalecer el vínculo perro-perro

    Podemos aprovechar los paseos para que los perros compartan una actividad al aire libre, en un entorno más relajado donde habrá más espacio para alejarse en caso de no desear la interacción.

    Contactar a un especialista en comportamiento canino para evitar peleas

    La agresividad entre dos perros macho es un problema de comportamiento que puede traer consecuencias no solo a nivel físico sino también emocional. Es por esto que recomendamos contactar a un especialista en comportamiento canino para trabajar esta problemática en profundidad. El profesional dará pautas y protocolos de trabajo que deberán ser seguidos de forma minuciosa por los tutores para conseguir los objetivos buscados. Que dos perros macho pasen de pelear a tener un vínculo armónico puede llevar un buen tiempo y mucho compromiso por parte de sus responsables humanos por lo que tenemos que tener paciencia y ser constantes si buscamos buenos resultados.

    Compartir en facebook
    Facebook
    Compartir en twitter
    Twitter
    Compartir en email
    Email
    Compartir en whatsapp
    WhatsApp
  • masterclass adiestramiento sin castigos
    masterclass adiestramiento sin castigos
  • adiestrar perro instagram
    adiestrar perro instagram
  • masterclass adiestramiento sin castigos
    masterclass adiestramiento sin castigos
  • adiestramiento perros angusnatural
    adiestramiento perros angusnatural
  • Ir arriba