Tanto en pueblos chicos como en grandes ciudades es habitual encontrarnos con la escena de un perro ladrando desesperadamente desde detrás de la reja de su casa o desde los balcones de un departamento. Esta es una situación que puede resultar estresante tanto para aquellas personas que intentan pasar tranquilos por allí como para el perro en cuestión. 

Los perros que ladran detrás de las rejas o desde los balcones son un problema habitual en muchas familias ya que el ruido constante de los ladridos no solo puede ser molesto para los miembros de casa sino que puede traer problemas con los vecinos. No obstante, quien lo está padeciendo realmente es el perro debido a que él es quien vive con niveles de estrés realmente altos. 

Los motivos por los cuales un perro puede ladrar detrás de la reja o del balcón son diversos así como también las soluciones a esta problemática. Si querés saber más sobre el tema ¡no te pierdas esta nota de filosofía animal! 

Mirá estas notas!

Perros que ladran detrás de la reja – Causas 

  • Por una rutina poco enriquecida 

Existe la falsa creencia de que aquellos perros que tienen una casa con jardín no necesitan salir a pasear. No importa que tan grande sea nuestra casa, nuestro perro necesita hacer por lo menos dos paseos diarios de calidad no solo para gastar energía física sino también para enriquecerse de todo lo que el entorno le brinda : olores, texturas, interacciones con otros individuos, etc.

Pero los paseos no son todo lo que un perro necesita sino que tendremos que pensar en una rutina enriquecida que tenga actividad física, actividad mental, momentos de juego, y momentos de compartir con nosotros

Un perro que no tiene una rutina que cumpla con todos los aspectos mencionados buscará la forma de suplir estas carencias. Un perro aburrido, busca algo con lo cual descargar toda su energía, y ladrar por detrás de la reja puede resultarles una buena opción. Sin embargo, no es la alternativa más saludable para ellos.

  • Miedo a un estímulo en particular 

Los perros que tienen miedo a uno o varios estímulos como pueden ser otros perros, personas, ruidos, motos, camiones, bicicletas y demás, pueden comenzar a manifestar conductas agresivas para ahuyentar a la potencial amenaza. Si tu perro ladra constantemente a alguno de estos estímulos en particular, puede que haya desarrollado miedo severo o fobia a este y en su intento por ahuyentar a la amenaza ladre efusivamente por detrás de la reja. 

La situación de estar expuesto de forma constante a aquello que genera un malestar en el animal puede ser realmente perjudicial para su bienestar. El perro vivirá en un entorno de estrés constante y este malestar emocional puede comenzar a manifestarse a través de diferentes conductas problemáticas como ladridos, destructividad, irritabilidad, y hasta agresividad.

  • Defender el territorio

Durante siglos, los humanos hemos criado a los perros para realizar diferentes tareas. Una de todas estas tareas es la de proteger el territorio, aquello que es propiedad de sus tutores, del grupo. Los perros están predispuestos genéticamente para intentar proteger el territorio, y algunos manifiestan esta conducta con menor o mayor intensidad. Este comportamiento suele ser más frecuente en perros que no tuvieron una buena socialización cuando fueron cachorros. 

En un perro mal socializado el hecho de que constantemente pasen desconocidos por fuera de casa puede llegar a despertar en el animal la idea de que debe proteger el espacio, y por eso comienzan a ladrar de forma amenazante. 

Uno de los mayores problemas con este comportamiento es que en muchas ocasiones resulta ser autorreforzante para el perro. El animal ladra a aquello que considera una amenaza, y la amenaza se va. El perro entiende que la conducta de ladrar le trae un beneficio, aquello “peligroso” se aleja. Por lo tanto, la conducta de ladrar ocurre cada vez más seguido. 

Vivir con la constante idea de que se debe cumplir con la tarea de proteger el territorio puede ser realmente agotador para el animal, por lo que no recomendamos dejar al perro en el jardín para que “proteja la casa”. El estrés que produce esta situación puede llegar a desencadenar en graves problemas emocionales y comportamentales.

  • Frustración 

Tenemos perros que en muchas ocasiones ladran compulsivamente desde detrás de la reja por la frustración que le produce el no poder interactuar con el estímulo que se encuentra del otro lado. El perro puede no tener miedo,  estar bien socializado y no buscar defender el territorio, sino más bien querer interactuar con el perro, persona o vehículo que está del otro lado. El hecho de no poder hacerlo puede generar gran frustración en el animal y como consecuencia de ello, comienza a ladrar.

Cuales son las consecuencias del estrés en el cuerpo

Los mecanismos de estrés en los perros y en los humanos son muy similares. Cuando percibimos una amenaza o un peligro, ya sea una amenaza real o algo que es percibido como tal, nuestro cuerpo se prepara para dos situaciones: la lucha o la huida. En estas “soluciones rápidas” está implicado el sistema nervioso autónomo, responsable de las funciones orgánicas de nuestro cuerpo que se producen de forma involuntaria, como el latir del corazón o la respiración. Este se divide en dos: sistema nervioso simpático, que nos dispone para la acción, y parasimpático, que regula las actividades de nuestro cuerpo en reposo.

Frente al estímulo que se considera amenazante el sistema simpático produce una respuesta hormonal, generando mayor cantidad de adrenalina y de cortisol. La primera produce respuestas fisiológicas como aumentar la frecuencia cardiaca, dilatar las pupilas y los bronquios. La segunda hormona incrementa el nivel del azúcar en sangre y suprime la actividad del sistema inmunológico.

Esto ocurre en el cuerpo de manera temporal, ya que el sistema nervioso parasimpático se encarga a su vez de volver todo el organismo a la normalidad. Sin embargo, cuando este proceso se repite con demasiada frecuencia y el cuerpo no tiene tiempo de volver a la normalidad, las consecuencias pueden ser graves. 

Un perro que sufre de estrés crónico puede presentar problemas tanto a nivel comportamental como a nivel de salud, entre los cuales podemos encontrar:

  • Crecimiento y desarrollo y  sistema inmunológico comprometidos
  • Mala capacidad de aprendizaje y  memoria
  • Alteraciones en el ciclo de sueño-vigilia
  • Mayor irritabilidad y respuestas agresivas ante situaciones que antes no lo provocaban.

 

Recomendaciones 

  • Asegurarnos de estar brindando a nuestro perro una rutina enriquecida que se adapte a sus necesidades particulares. No todos los perros son iguales y es nuestra tarea como sus tutores el darles una rutina individual pensada en base alo que nuestro perro necesita.
  • Actividad de estimulación mental: los perros no solo necesitan salir a pasear para gastar energía física sino que también es fundamental que sean estimulados mentalmente. Las actividades de estimulación mental tienen múltiples beneficios como reducir niveles de estrés, aumentar el bienestar del perro en general y combatir el aburrimiento. Podemos darle a nuestro perro juguetes interactivos caseros o comerciales para que en lugar de comer del plato lo haga de una forma divertida, entretenida mientras gasta energía. Las actividades de olfato también son ideales para nuestros amigos caninos. Si tenemos un parque o jardín, podemos esparcir la ración de alimento de nuestro perro por el suelo para que éste utilice su nariz para encontrarlo. 
  • Actividades de masticación: los perros son carnívoros facultativos, lo cual quiere decir que sus mandíbulas están genéticamente preparadas para cazar, desgarrar y comer presas así como también para destrozar los huesos del animal que hayan cazado. La masticación genera mucho placer en el perro y ayuda a disminuir considerablemente los niveles de estrés en él. Recomendamos que todos los perros tengan por lo menos una actividad de masticación diaria, pudiendo utilizar huesos crudos (fémur o rótula son los más recomendados, nunca huesos pequeños) o snacks deshidratados masticables.
  • Juego: los perros son animales que juegan prácticamente toda su vida, mientras su estado físico se los permita. Es fundamental que nuestro perro tenga momentos de juego y distensión junto a nosotros. Esto es necesario para poder mantener un vínculo saludable con él pero también para evitar que busque divertirse con algo más, como por ejemplo ladrarle a cualquier cosa que pase detrás de la reja de casa.
  • Momentos de vinculación con su familia: el perro es un animal gregario, disfruta de estar en grupo. Confinar a nuestro perro a una vida en el jardín de delante de casa es sumamente perjudicial para él ya que son animales que disfrutan de la compañía de otros individuos. La falta de interacción con los miembros de su familia puede desencadenar en un perro estresado y frustrado que empiece a manifestar comportamientos propios de esta irritabilidad como ladrar compulsivamente o mostrarse agresivo. Podemos darle momentos del día al perro para que pase en el jardín de casa, sin embargo, no es recomendable que las 24 horas del día las pase allí.
  • No dejar al perro en el jardín detrás de la reja por momentos prolongados. Si el animal se estresa por el solo hecho de estar allí, evitarlo completamente.
  • Se puede pensar en bloquear visualmente los estímulos del exterior. Esto es solo una herramienta de control del ambiente y no solucionará el problema por completo.
  • Trabajar en resignificar aquellos estímulos que para el perro son negativos (personas, perros, ruidos, motos, etc.).

Recomendamos contactar a un especialista en comportamiento canino para recibir asesoramiento al respecto. El profesional les indicará cómo trabajar en asociar aquello que para el animal es negativo con otro estímulo que le genera una respuesta fisiológica agradable: generalmente comida. Mientras estemos en proceso de trabajo junto con el educador, solo iremos al jardín o al balcón en el momento en que vayamos a trabajar. 

 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist