Mi perro se come la comida del gato

mi perro se come comida del gato
SOBRE ESTE ARTICULO DE EDUCAR A TU PERRO EN CASA
    Add a header to begin generating the table of contents

    En esta nota Filosofía Animal “Mi perro se come la comida del gato te contaremos qué hacer si tenés este problema. Cuando decidimos compartir nuestra vida con animales de diferentes especies estamos asumiendo un gran desafío. No es cierto que perros y gatos son enemigos naturales, pero para lograr una convivencia exitosa será necesario que ambos hayan realizado una correcta socialización con otras especies además de asegurarnos de que no hayan sufrido ninguna experiencia traumática. Será muy difícil que, por ejemplo, un gato que haya sido atacado y lastimado por un perro pueda lograr convivir con otro en un futuro. Todo dependerá del compromiso que estemos dispuestos a asumir para lograr que esta dinámica familiar funcione.  Aún si ambas especies han sido socializadas correctamente, pueden surgir otros problemas en la convivencia dentro de casa. Un problema muy habitual es que el perro intente constantemente robar la comida del gato. Esto es un gran problema porque el gato es un animal que, a diferencia del perro, suele comer a demanda, es decir, que come de a pequeños bocados cuando siente que tiene hambre, por lo cual solemos dejar el plato siempre a disposición para el. Un plato de comida sin nadie que lo vigile suele ser muy tentador para cualquier perro.

    ¿Por qué mi perro se roba la comida del gato? 

    Existen varios motivos por los cuales un perro puede robar la comida del gato. Los perros deben comer en horarios fijos, preferentemente en 3 tomas diarias de comida. El establecimiento de una rutina para la alimentación hará que el animal llegue con menos ansiedad al próximo plato de comida, ya que su reloj biológico se va a acostumbrando a ingerir alimentos siempre en los mismos horarios. Ahora bien, esto no quiere decir que si le ofrecemos comida al perro fuera de su ración diaria el no vaya a aceptarlo. De hecho, existen razas como los Labrador Retriever, Golden Retriever o los Beagle que suelen ser muy glotones por lo cual hay que tener particular cuidado con qué comen durante el día para evitar problemas de obesidad. Si un perro siente el olor de comida diferente a su ración diaria de balanceado o pienso, es probable que intente ir tras ella.  El problema con el alimento balanceado para gatos es que suele ser más rico que el alimento balanceado para perros. Su composición química hace al alimento más grasoso, y por lo tanto más sabroso. Es por esto que es normal que los perros se sientan atraídos y tentados a robar la comida del gato.

    ¿Qué puedo hacer para evitar que el perro se coma la comida del gato?

    Consultar con un veterinario nutricionista para nutrir bien al perro

    Si bien el comportamiento de robar la comida del gato no necesariamente tenga que ver con una cuestión fisiológica, no está de más realizar una consulta con un veterinaria especialista en nutrición. El profesional podrá realizar los correspondientes análisis clínicos y  de sangre para asegurar que nuestro perro se encuentra en un estado óptimo de salud y que no está intentando encontrar nutrientes en la comida del gato. Además, también podrá asesorarnos para determinar si la cantidad de comida diaria que le damos a nuestro compañero canino es la adecuada para su peso y actividad física diaria. Por ejemplo, un perro de 15 kg que realiza mucha actividad física diaria o practica algún deporte canino necesitará más calorías que un perro de 15 kg que solo hace algunos paseos cortos al día.

    Darle al gato de comer en altura para evitar que el perro robe su comida

    Quienes tienen gato probablemente hayan escuchado sobre los beneficios de darle a nuestro amigo felino la posibilidad de escalar dentro de casa y de subir a diferentes superficies en altura. Podemos despegar algunos muebles para que el gato pueda subir, o comprar estructuras para gatos que incluyen diferentes estantes y escaleras para trepar. Este tipo de superficies no solo enriquecen el ambiente del gato y por lo tanto su vida, sino que también funcionan como una zona de confort. En el caso de que el animal se sienta inseguro o estresado ante determinada situación, puede escalar hacia su lugar seguro y saber que allí nadie puede molestarlo o lastimarlo.  Los gatos aman las alturas, por lo tanto si tenemos la posibilidad de dejar el plato de comida en una zona elevada no solo evitaremos que nuestro perro se coma la comida sino que también enriquecemos la vida de nuestro compañero felino. 

    Enseñarle al perro a no robar comida

    Una gran herramienta para estos casos es el enseñarle al perro ejercicios de autocontrol para evitar que robe la comida. El ejercicio del “dejalo” consiste el enseñarle al animal a que no puede comer del suelo a no ser que nosotros se lo digamos. Es un gran ejercicio para perros que suelen robar comida de la calle, lo cual puede resultar sumamente peligroso. Pero también podemos aplicarlo para aquellos perros que se tientan con la comida de su hermano felino. La complejidad de este ejercicio es que el animal debe aprenderlo y luego debemos generalizarlo a diferentes estímulos. Por lo tanto, puede llevarle un buen tiempo comprender que no debe robar de platos ajenos.  Yo haría otra nota explicando el “dejalo”, no lo explicaría acá. Tal como explicamos, comer el alimento del gato es una conducta casi esperable en perros que son algo glotones. Afortunadamente son varias las opciones que tenemos para trabajar si mi perro se roba la comida del gato. 

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on email
    Email
    Share on whatsapp
    WhatsApp
  • adiestrar perro instagram
    adiestrar perro instagram
  • masterclass adiestramiento sin castigos
    masterclass adiestramiento sin castigos
  • adiestramiento perros angusnatural
    adiestramiento perros angusnatural
  • adiestramiento perros prix
    adiestramiento perros prix
  • Ir arriba