Período Sensible de Socialización en los perros

Periodo Sensible de Socializacion Perros 2
SOBRE ESTE ARTICULO DE EDUCAR CACHORROS
    Add a header to begin generating the table of contents

    El período sensible de socialización en los perros es uno de los momentos más importantes de su vida. Los perros atraviesan diferentes etapas durante toda su vida. Cada una de esas etapas cuenta con características particulares las cuales debemos conocer para asegurarnos de que le daremos a nuestro compañero canino lo que necesita en cada una de ellas.

    Una de las etapas más importantes de la vida de un perro es la fase de cachorros.

    Durante esta etapa se llevarán a cabo procesos claves para la formación y el desarrollo del perro tanto en el plano físico como en el psicológico. Uno de los momentos claves en la vida de todo cachorro es el período sensible de socialización.

    El período sensible de socialización es una etapa del desarrollo de un cachorro que se extiende entre las 3 y las 12-16 semanas de vida. Informarse y conocer sobre los aspectos claves de esta etapa es fundamental para evitar futuros problemas de comportamiento.

    Durante el periodo sensible de socialización el cachorro se encuentra más receptivo a la exposición a diferentes estímulos. Es por esto que exponer al perro a la mayor cantidad de experiencias positivas durante esta fase aumenta la probabilidad de que luego durante su vida adulta, las viva con naturalidad. Pasado este tiempo, al perro le va a costar mucho más acostumbrarse a diferentes estímulos y situaciones nuevas e incluso algunos individuos nunca llegarán a hacerlo.  Existen estudios científicos que evidencian que una de las principales causas de problemas como agresividad, miedo, fobia y ansiedad es la falta de una correcta estimulación durante este período del desarrollo.

    Qué experiencias debe tener el cachorro durante el período sensible

    Cómo mencionamos, el cachorro debe tener la mayor cantidad de experiencias positivas posibles durante el período sensible de socialización. A continuación, detallaremos un listado de aquellos estímulos que debemos presentarle al nuestro mejor amigo durante esta etapa:

    • El cachorro debe conocer personas: el perro debe conocer hombres, mujeres, adultos, niños, bebes, ancianos, personas en sillas de ruedas, personas con muletas, con bastón, con gorras, que caminan raro, etc.
    • El cachorro debe conocer a otros perros: es probable que durante el período sensible de socialización el cachorro no haya completado su plan de vacunación por lo tanto no pueda salir a pasear por la calle. Sin embargo, siempre podríamos exponerlo a interactuar con perros sanos y vacunados que no tengan problemas de agresividad y miedo. Será necesario que el perro conozca perros machos, hembras, castrados, enteros adultos, cachorros, ancianos, grandes, chicos, de diferentes colores, de pelo largo y pelo corto, de diferentes niveles de energía.
    • El cachorro debe conocer a otras especies: será fundamental que el cachorro conozca animales de diferentes especies durante el período sensible de socialización, de lo contrario será muy difícil que pueda tener interacciones correctas con ellas en la edad adulta.
    • El cachorro debe conocer distintos ruidos y situaciones en la calle: algunos de los ruidos fuertes a los cuales podemos exponer al cachorro puede ser los provenientes de motos, colectivos, autos, secadores de pelo, batidora, cortadora de cesped, bocinas.
    • El cachorro debe visitar al veterinario: es fundamental acostumbrar al cachorro a las visitas al veterinario durante el período sensible. Recomendamos ir premiando al cachorro con trocitos de comida rica mientras está sobre la camilla y también mientras se le hace maniobras médicas. También es recomendable hacer visitas al veterinario no solo cuando hay una emergencia o haya que hacer un chequeo. Podemos pasar por la veterinaria para que el veterinario le de algunos premios y hasta juegue un rato con él. Hasta que no tengamos la autorización del médico para salir a pasear a la came, deberíamos sacarlo por lo menos a upa un rato todos los días.
    • El cachorro debe visitar  la peluquería: si no tenemos la posibilidad de bañar a nuestro perro dentro de casa o si el perro necesita de un cuidado especial por las particularidad de la raza tenemos que acostumbrarlo desde cachorro a las visitas a la peluquería. Al igual que en el veterinario, podemos acompañar el proceso de manipulación dándole algunos trocitos de comida ricos para hacer este momento un poco más agradable.
    • El cachorro debe conocer medios de transporte: auto, subte, colectivo, etc. Recordar que todas estas primeras experiencias deben ser positivas. Podemos empezar con una vuelta manzana en el auto mientras le damos unos trocitos ricos de comida o un alimento deshidratado masticable, y con el tiempo ir aumentando la distancias.
    • Manipulación del cachorro: tenemos que acostumbrar al cachorro a ser manipulado. Podemos empezar por caricias en sus orejas, sus extremidades su cuello, y su hocico. Las caricias deben ser suaves y pueden acompañarse con un tono de voz agradable que relaje al cachorro. Nuestro objetivo al acariciar al perro será siempre el de llevarlo a un estado de calma y relajación, no sobre- excitarlo ni ponerlo incómodo. Será muy importante que prestemos atención a las señales que nos irá dando el perro para que sepamos hasta dónde podemos avanzar con la manipulación. Si el cachorro tiene una experiencia negativa con algún estímulo en particular durante el periodo sensible de socialización, será muy difícil revertir la situación luego.

    Cómo deben ser las presentaciones durante el período sensible de socialización

    A la hora de hacer la exposición del cachorro a los diferentes estímulos antes mencionados tendremos que seguir una serie de reglas. Las presentaciones deben ser siempre:

    • Agradables y positivas: el cachorro tiene que sentirse cómodo en todo momento. Podemos acompañar ciertas situaciones con premios y caricias pero será fundamental prestar atención a las señales de incomodidad y estrés que puede llegar a manifestar el cachorro. Si el animal no se siente cómodo, debemos retirarlo de la situación.
    • Progresivas: tenemos que evitar largos períodos de exposición que puedan sobre estresar al perro. Vamos a empezar por exposiciones cortas y a medida que el cachorro se vaya sintiendo más y más cómodo iremos aumentando la duración.

    Es fundamental darle importancia al período sensible de socialización en perros ya que todo lo bueno que hagamos durante este período, así como todo lo malo, puede llegar a marcar al perro para el resto de su vida.

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on email
    Email
    Share on whatsapp
    WhatsApp
  • adiestrar perro instagram
    adiestrar perro instagram
  • masterclass adiestramiento sin castigos
    masterclass adiestramiento sin castigos
  • adiestramiento perros angusnatural
    adiestramiento perros angusnatural
  • adiestramiento perros prix
    adiestramiento perros prix
  • Ir arriba