Correr con mi perro

Correr con mi perro
SOBRE ESTE ARTICULO DE PASEOS PARA PERROS
    Add a header to begin generating the table of contents

    En el artículo “correr con mi perro” te contamos que recaudos tomar si querés practicar este deporte con tu perro. Los perros al igual que las personas necesitan hacer actividad física para mantenerse saludables. Llevar una vida sedentaria puede traer graves repercusiones negativas en la salud tales como obesidad, diabetes, problemas a nivel óseo y otros problemas. La ventaja que tienen quienes comparten su vida con perros es que naturalmente se convertirán en personas más activas ya que de forma diaria deberían salir a caminar con el animal.  Ahora bien, si deseamos incrementar la intensidad de la actividad física, y hacer deporte con mi perro,  podemos pensar en convertir algunos paseos en sesiones de running.  A muchos perros les gusta correr, por lo cual esta suele ser una gran actividad para compartir junto a nuestro mejor amigo canino. Sin embargo, debemos saber que no es lo mismo para los perros correr sueltos sin restricciones que correr junto a nosotros. A continuación, les daremos una serie de recomendaciones para que pueda disfrutar de forma correcta de realizar esta actividad deportiva junto a un perro.

    Debemos tener en cuenta que lo recomendable en términos generales es comenzar a correr con un perro que ha cumplido el año de edad. Antes de cumplir el año el animal se encuentra en pleno desarrollo físico y someterlo a realizar actividad física de alta intensidad puede llegar a resultar contraproducente en esta etapa pudiendo llegar a generar lesiones a nivel óseo. Le consultamos a la médica veterinaria Erika Deis cuáles son las consideraciones a tener en cuenta antes de comenzar a realizar esta actividad física.

    ¿Qué debemos tener en cuenta antes de empezar a correr con nuestro perro?

    Además de esperar a que el perro tenga la edad suficiente para correr, debemos asegurarnos de que se encuentra en un estado de salud óptimo. Será necesario realizar una consulta con el veterinario de cabecera en la cual le informemos que estamos pensando iniciar esta actividad con nuestro perro. Lo ideal es que podamos realizar:

    Análisis de sangre

    ( hemograma completo, perfil bioquímico(urea, creatinina, enzimas hepáticas,proteínas, colesterol, glucosa) un perfil básico para saber si sus órganos internos están en óptimas condiciones para poder afrontar una actividad de alta intensidad como es correr.

    Electrocardiograma

    ( muy importante ya que un óptimo estado de su corazón nos permitirá  realizar esta actividad sin que nuestro compañero de cuatro patas sufra algún problema realizando la actividad o a futuro)

    Placa de caderas  Control biomecánico

    Es importante que el veterinario le realice una completa  revisión de su biomecánica, para de esta forma  descartar alguna patología de base que pueda tener. El veterinario podrá realizar desde placas de cadera, rodillas, codos, o columna si así lo crea necesario luego de su revisión clínica. Es muy importante este control  ya que hay ciertas patologías que pueden despertarse al realizar una actividad física de alta intensidad como es correr.

    Alimentación:

    Es importante saber que sus requerimientos calóricos aumentarán al realizar esta actividad por lo que es conveniente que su veterinario le asesore sobre lo más indicado para su perro. También es importante controlar su peso, y saber si nuestro canino tiene el peso indicado para poder correr con alta intensidad o si comenzará con una actividad más tranquila aquellos que presenten sobrepeso, hasta que puedan llegar a sus valores normales, ya que aquellos perros que tienen un peso más alto del normal exigen más sus articulaciones y corazón.

    Descartada cualquier tipo de patología física, estaremos en condiciones de comenzar a correr junto a nuestro compañero canino.

    Qué necesito para correr con mi perro

    Hacer running junto a nuestro perro es una gran actividad para gastar energía, mejorar la salud física y fortalecer el vínculo entre ambos. Sin embargo, para practicar esta actividad tendremos que tener en cuenta algunas cuestiones básicas de seguridad.

    El perro siempre debe estar atado para correr con él 

    Correr con un perro suelto puede resultar realmente un peligro tanto para el mismo animal como para terceros. Si por algún motivo el perro se distrae y se escapa podemos correr el riesgo de que se pierda o sufra algún accidente en el intento. Recomendamos utilizar una correa elástica o semi elástica  para evitar que el impacto del “tirón” de la correa lastime tanto al perro como al humano.

    Nunca debemos correr con el perro atado al collar

    Correr con el perro atado al collar puede ser realmente peligroso para él. Los tirones de una correa atada al cuello pueden llegar a lesionar gravemente al animal. Recomendamos el uso de pretales para realizar running con nuestro perro. Lo ideal, es que podamos usar un pretal diferente al que utilizamos para el paseo para que de esta forma el perro asocie este elemento con el momento de entrenar. De lo contrario, el perro puede creer que cada vez que le ponen su pretal de paseo es para salir a correr.

    Debemos utilizar un cinturón para llevar al perro cuando corremos con el 

    No es recomendable llevar la correa del perro en nuestra mano, ya que además de comprometer nuestra performance en el entrenamiento la correa puede soltarse en cualquier momento. Recomendamos el uso de cinturones especiales para running con perros. Estas correas nos dan la posibilidad de atar al perro a nuestra cintura para poder movernos con libertad sin poner en riesgo la seguridad del animal.

    Sesiones de entrenamiento para correr con nuestro perro

    Las sesiones de entrenamiento con nuestro perro van a dividirse en 3 fases:

    Entrada en calor (20 a 30 minutos)

    En la primera fase vamos a ir a un lugar tranquilo en donde el perro pueda hacer sus necesidades con tranquilidad, olfatear un buen rato y comenzar a pre calentar sus músculos. La entrada en calor es fundamental para evitar que el perro se distraiga durante el entrenamiento para, por ejemplo, frenar a orinar en un árbol. Además, si no pre calentamos de forma correcta corremos el riesgo de que el perro sufra lesiones en músculos y articulaciones.

    correr con nuestro perro 

    Las primeras sesiones de entrenamiento no deben durar más de 10 o 15 minutos. El objetivo de estas primeras sesiones no será el de realizar una gran cantidad de actividad física sino más bien de ir acostumbrando al perro a correr junto a nosotros. Una vez que el perro se acostumbre a realizar esta actividad, podemos ir aumentando paulatinamente la duración del entrenamiento.

    Vuelta a la calma y elongación (20 a 30 min)

    Para que el perro asocie la actividad con algo positivo siempre debemos finalizar los entrenamientos con algo que sea positivo para el perro, por ejemplo con una sesión de juegos. Lo ideal es que podamos cambiar al perro su correa de running por una correa larga que le permita moverse con libertad.  Cuando terminamos de entrenar es fundamental que el animal elongue para evitar posibles lesiones. Recomendamos consultar con un veterinario fisioterapeuta que nos enseñe a elongar apropiadamente a nuestro perro.

    Recomendaciones finales para correr con un perro 

    Si el perro no quiere correr, no debemos obligarlo

    Nunca debemos forzar al animal a realizar una actividad con la que no se sienta cómodo. Si a nuestro perro no le gusta correr junto a nosotros podemos pensar en realizar otras actividades juntos en donde ambos disfrutemos.

    No darle de comer ni beber al perro por lo menos una hora y media antes de correr:

    De lo contrario, el animal puede sufrir complicaciones a nivel gastrointestinal.

    No darle al perro agua al finalizar el entrenamiento:

    Por más que resulte tentador, darle al perro de beber grandes cantidades de agua después de entrenar ya que corremos el riesgo de que sufra una torsión gástrica. Se recomienda darle solo una cantidad pequeña para que el perro pueda “lamer” algo de agua.

    No se debe correr con altas temperaturas:

    No es recomendable correr con nuestro perro si la temperatura supera los 20°C.

    Correr con mi perro es una gran actividad para realizar juntos, pero siempre tenemos que tomar todas las medidas necesarias para garantizar la salud y la seguridad del animal.

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on email
    Email
    Share on whatsapp
    WhatsApp
  • adiestrar perro instagram
    adiestrar perro instagram
  • masterclass adiestramiento sin castigos
    masterclass adiestramiento sin castigos
  • adiestramiento perros angusnatural
    adiestramiento perros angusnatural
  • adiestramiento perros prix
    adiestramiento perros prix
  • Ir arriba