Mi gato no quiere ir al veterinario

SOBRE ESTE ARTICULO DE COMPORTAMIENTO EN GATOS
    Add a header to begin generating the table of contents

    Es frecuente ver casos de gatos que se ponen nerviosos o hasta incluso agresivos a la hora de realizar visitas al veterinario. Esto no es un problema menor ya que un gato que no quiere ir al veterinario no podrá realizarse chequeos, vacunarse o hasta incluso ser trasladado por emergencias sin pasar por una situación de estrés realmente considerable.

    Posibles causas por las que un gato no quiere ir al veterinario 

    Mala socialización

    Cuando el gato es cachorro atraviesa el denominado período sensible de socialización (entre las 3 y las 7/9 semanas de vida). Durante ese período debemos presentarle la mayor cantidad de estímulos posibles de forma positiva.

    El cachorro debe tener un gran cantidad de experiencias con personas, otras especies, objetos, ruidos, etc. Es fundamental que durante este período podamos realizar visitas al veterinario y que nos tomemos el trabajo de asociar al lugar y al profesional con cosas agradables. De lo contrario, el gato va a sentirse muy incómodo al estar en un contexto desconocido y fuera de su zona de confort.

    Otro error frecuente es el de no presentar al cachorro a su transportadora. Los gatos deben ser trasladados en caja o bolso transportador para garantizar su seguridad en la calle. El animal tiene que poder asociar este objeto con un refugio, una zona libre de peligros. La transportadora es fundamental a la hora de llevar al gato al veterinario ya que dentro de ella el animal se sentirá completamente seguro.

    Si no trabajamos en la asociación positiva de este elemento cuando el animal es cachorro, será mucho más difícil de trabajar una vez que es adulto.

    Experiencia traumática

    No es poco habitual que los gatos sufran experiencias traumáticas en sus visitas al veterinario: un perro que intenta atacarlos, ruidos extraños, incorrecta manipulación por parte del profesional veterinario, dolor ante una aplicación o extracción de sangre, ser metidos a la caja transportadora a la fuerza, etc.

    Cualquier tipo de experiencia que genere un malestar en el animal puede desencadenar en una asociación negativa del veterinario. Si el gato tiene asociado el centro veterinario o su caja con cosas desagradables, es muy poco probable que vaya a querer volver a tomar contacto con cualquiera de ellas.

    Recomendaciones para llevar al gato al veterinario

    Si queremos solucionar el problema tendremos que trabajar en dos aspectos centrales: la asociación de la caja transportadora con cosas positivas y la asociación del centro veterinario con cosas positivas.

    1- Elegir la caja transportadora adecuada y acondicionarla

    Es fundamental que la caja que utilicemos para transportar a nuestro gato sea del tamaño suficiente para que el se sienta cómodo y se pueda mover con libertad. El piso de la caja puede ser un tanto incómodo por que es recomendable poner alguna manta dentro para hacerlo más confortable.

    2- Trabajar en la asociación positiva de la caja

    Para poder transportar al gato sin estresarlo, tenemos que comenzar a trabajar en la asociación de la caja transportadora con cosas agradables. Nunca debemos meter al gato a la fuerza, de lo contrario vamos a estresarlo más y más y cada vez se nos dificultará más el hecho de transportar al gato fuera de casa. Vincular con nota de asociación positiva de la caja transportadora para gatos.

    No dejes de leer: ¿Cómo acostumbrar al gato al transportín?

    3- Trabajar en pequeños paseos

    Una vez que el gato haya asociado la caja con un lugar seguro y confortable podemos empezar a realizar pequeños paseos con él dentro. El objetivo es que vayamos habituando de a poco al gato al movimiento. A continuación, les daremos una serie de pasos a seguir para habituar al gato a ser trasladado dentro de su caja. Para pasar de un paso al siguiente el paso anterior tiene que ser satisfactoriamente tolerado por el gato. Es decir, si el animal no tolera que caminemos dentro de casa con el, no podemos pasar a dar una vuelta manzana.

    A pie:

    • Podemos empezar simplemente por transportar al gato dentro de su caja de una habitación a otra.
    • Seguiremos por salir de casa y dar una vuelta manzana.
    • El próximo paso sería caminar algunas cuadras,

    En el auto:

    • Podemos también empezar a subir al gato al auto.
    • Luego podemos intentar prender el motor del auto, y volverlo a apagar.
    • El próximo paso sería dar una vuelta manzana en el auto.
    • Y finalmente intentaremos hacer algunas cuadras.

    No debemos pasar de un paso a otro en el mismo día. Se recomienda hacer cortas sesiones de habituación para evitar que el animal se estrese.

    3- Trabajar en la asociación positiva del centro veterinario y del profesional.

    Una vez que hayamos podido habituar al gato a realizar paseos en su caja transportadora, podemos pasar a trabajar en la asociación positiva del centro veterinario. Si el animal se siente seguro dentro de su caja, nos aseguraremos de que siempre tenga un lugar a donde recurrir en caso de sentir miedo o incomodidad.

    Para poder trabajar en la asociación positiva del veterinario tendremos que hacer visitas periódicas al centro de salud, en donde solo ocurran cosas que para el gato sean agradables. Por ejemplo, podemos pedirle al profesional que nos espere con algunos premios para darle al animal.

    Durante las visitas, será fundamental no obligar al gato a salir de su lugar seguro. Vamos a dejar la caja apoyada y abriremos la puerta. El veterinario puede dejar algunos premios dentro de la caja y otros fuera para que, cuando el gato se sienta lo suficientemente seguro, pueda salir a buscarlos.

    Serán necesarias varias sesiones de trabajo para poder lograr una asociación positiva del veterinario de forma satisfactoria.

    4- Consultar a un profesional

    Si el gato está manifestando miedo y rechazo a ciertas situaciones será recomendable consultar con un especialista en comportamiento animal. El profesional será quien se encargue de trabajar de forma individualizada en la problemática y nos dará pautas y recomendaciones a seguir para mejorar el vínculo entre nuestro compañero felino y el centro de salud animal.

    Share on facebook
    Facebook
    Share on twitter
    Twitter
    Share on email
    Email
    Share on whatsapp
    WhatsApp
  • masterclass adiestramiento sin castigos
    masterclass adiestramiento sin castigos
  • adiestrar perro instagram
    adiestrar perro instagram
  • adiestramiento perros angusnatural
    adiestramiento perros angusnatural
  • adiestramiento perros prix
    adiestramiento perros prix
  • Ir arriba