‎La rutina de un perro suele estar compuesta por diferentes momentos y actividades que llevan al perro a diferentes estados emocionales. Así como en una rutina de un perro incluimos actividades que pueden subir los niveles de excitación, como puede ser jugar con otros perros o perseguir una pelota, también debemos asegurarnos de ofrecerle a nuestro amigo canino otras que fomenten los momentos de calma y relajación. 

Las actividades que relajan a los perros son ideales para: 

  • Perros que se sobreexcitan con facilidad 
  • Bajar el estrés de nuestro perro en situaciones de estrés
  • Aumentar el bienestar de nuestro perro en general 

En esta nota vamos a contarte cuales son las actividades que pueden ayudar a llevar a tu perro a un estado emocional de calma. 

¿Qué actividades relajan a mi perro? 

Son varias las actividades que pueden llevar a tu perro a un estado emocional de relajación. Cuando tu perro realiza estas actividades se liberan hormonas y neurotransmisores relacionadas con el bienestar y el placer, las cuales ayudan a disminuir niveles de estrés. 

Mirá estas notas!

En esta oportunidad nos centraremos en aquellas actividades que consideramos fundamentales y que deberían estar incluidas en la rutina de todo perro. 

Dejar olfatear al perro en el paseo 

Los perros tienen entre 150 y 300 millones de células olfativas, mientras que los humanos tenemos tan solo 5 millones. 

Los perros conocen el mundo fundamentalmente a través de su naríz. 

También su manera de olfatear es diferente a la nuestra. Los humanos inspiramos y, mientras echamos el aire, no estamos recibiendo ninguna información. Sin embargo, los perros olfatean de forma entrecortada. Es decir, toman aire y lo expulsan muy rápido, por lo que prácticamente en ningún momento dejan de percibir olores a través de la nariz.

Estas diferencias anatómicas dan cuenta  de que la información que recogen del entorno a través de su nariz es sumamente superior. Su especie, está preparada para utilizar la naríz para buscar presas o carroña, olfatear posibles amenazas como depredadores o malas condiciones climáticas, y más. 

Olfatear para un perro es el equivalente a que nosotros veamos nuestra película favorita, leamos un excelente libro o visitemos un famoso museo. La información que obtienen del entorno al olfatear es sumamente enriquecedora para ellos, por lo cual debemos asegurarnos de brindarles la posibilidad de usar la nariz durante sus paseos. Para esto, recomendamos el uso de correas largas que les den mayor libertad para moverse de un lado al otro. 

Realizar actividades de olfato en casa

Además de permitirles olfatear en los paseos podemos enriquecer la vida de nuestros perros dándoles actividades que los relajen dentro de casa. Una excelente alternativa son las actividades de olfato. Una de ellas pueden ser las actividades de búsqueda o searching. Podemos utilizar la misma ración de comida del perro, junto con algunos “extra”, y esparcirla por una habitación, o el jardín de casa si lo tenemos, para que el perro busque su comida utilizando la nariz en lugar de comer desde el plato. 

Resolver problemas 

Las actividades de resolución de problemas ayudan a que nuestro perro se vuelva más tolerante a la frustración y aumentan su bienestar general. Una excelente opción para presentarle a nuestro perro en casa son los juguetes interactivos. 

Los juguetes interactivos  le permiten a nuestro perro expresar ciertas conductas que para ellos son naturales, como el trabajar y conseguir su alimento para vivir. 

 Los juguetes interactivos son otra excelente alternativa para que el perro utilice su nariz y se activan los neurotransmisores que generan placer y bienestar. Si vamos a brindarle juguetes interactivos a nuestro perro con el objetivo de que se relaje debemos evitar aquellas opciones que le resulten algo excitantes. 

Lamer 

El lamido es otra conducta que relaja a los perros en situaciones de estrés. Una excelente alternativa en este caso son los heladitos para perros. Para prepararlos, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • Alimento balanceado o pienso 
  • Trocitos de carne, pollo o snacks comerciales
  • Agua o caldo 
  • Un recipiente de plástico pequeño

Dentro del recipiente vamos a colocar el alimento balanceado del perro, y luego lo llenaremos de agua. En la superficie, vamos a colocar los trocitos de carne, pollo o snacks para que el helado resulte más atractivo. Una vez listo, lo pondremos en el freezer durante varias horas. Al estar completamente congelado se lo daremos a nuestro perro para que disfrute de la actividad durante un buen rato. 

Masticar

Los perros son animales carnívoros facultativos lo cual quiere decir que si estuvieran en la naturaleza gran parte de su dieta estaría compuesta por presas. Sus mandíbulas están preparadas para desgarrar y triturar huesos, siendo esta una actividad que los relaja considerablemente. 

Las opciones disponibles para que nuestro perro momentos de masticación pueden ser:

  • Brindarle una dieta BARF (con asesoría veterinaria)
  • Utilizar huesos crudos recreativos (con asesoría veterinaria)
  • Darle snacks deshidratados masticables comerciales

¿En qué momento puedo darle a mi perro actividades de relajación? 

Las actividades de relajación pueden serte útiles en diferentes momentos del día:

  • A la hora de la cena
  • Si hay ruidos fuertes en casa
  • Cuando vienen visitas
  • Para viajar en auto
  • Cuando hay tormentas
  • Cuando hay pirotecnia 
  • Para bañar o cepillar a tu perro 

Sin embargo, no es necesario que las utilices en situaciones específicas sino que podés sumarlas al día a día de tu perro como una forma de enriquecer su rutina y brindar mayor bienestar a su vida. 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist