¿Alguna vez te ha pasado que tu peludo está comiendo de lo más normal y en un momento devuelve toda la comida entera? ¿Y luego para tu sorpresa vuelve a comerla como si nada?

Lo primero que debemos conocer es que hay una diferencia entre vómito y regurgitación, y esto es importante ya que cada uno tiene diferentes causas, y por supuesto, diferentes tratamientos.

La regurgitación, también llamada reflujo gastroesofágico, se produce cuando el anillo muscular situado en el extremo superior del estómago (la parte final del esófago) no se cierra completamente, esto causara que el peludo abrirá su boca y saldrá el agua que acaba de beber o parte de la comida (a veces con la forma de un tubo). Típicamente la regurgitación es una mezcla de comida, saliva, y algo de moco. No contiene bilis (líquido amarillo)

Mirá estas notas!

El vómito sucede cuando los músculos abdominales y el diafragma se contraen de forma fuerte mientras el estómago se relaja. Esto provoca que la expulsión de la comida o el líquido vayan acompañado de contenido estomacal y de la primera parte del intestino, por lo que muchas veces contiene fluido digestivo o biliar de coloración amarilla o verdosa.

Generalmente previo al vómito hay signos de nauseas, el peludo puede comenzar a gotear o babear saliva en abundacia, o empezar a lamer sus labios.

Hablemos ahora un poco de las causas de cada uno de estos eventos.

Causas de la regurgitación

Bien sabemos que los perros (especialmente los cachorros) todo se lo llevan a la boca por lo que cuando algo les sabe raro, no les gusta, es muy grande o comieron muy rápido, lo regurgitan y es algo muy común si lo hacen de forma eventual. En los gatos, regurgitar es menos común sin esto querer decir que no pueda pasar.

Pero cuando las regurgitaciones se vuelven frecuentes, pueden ser indicativos de:

  • Mala posicióna la hora de comer (más común en perros de tamaño mediano – grande debido a que tienen que bajar mucho la cabeza a la hora de comer)
  • Obstrucción esofágica (cuerpos extraños o tumores)
  • Problemas de motilidad del esófago (como el megaesófago).

Causas del vómito

  • Infección bacteriana o viral
  • Reacción a algo que comió
  • Cuerpos extraños en el sistema digestivo
  • Problemas gastrointestinales
  • Cambios en la alimentación
  • Enfermedad inflamatoria intestinal

Como podemos ver vomitar y regurgitar son cosas muy diferentes. Estando el vómito vinculado a la alimentación, infecciones o inflamaciones mientras que la regurgitación ocurre por razones no relacionadas a la alimentación o la salud del tracto gastrointestinal bajo; es por esta razón que es importante distinguirlos ya que los tratamientos, en caso de que se requiera alguno, serán muy diferentes.

Para evitar las regurgitaciones por mala postura al comer, sugiero a los cuidadores de perros de talla mediana grande, ofrecer el plato de comida en altura, para así evitar que el perro tenga que bajar demasiado la cabeza y así facilitar el proceso de deglución, por ejemplo:

 

En el caso de los vómitos, que ocurra una vez no suele ser causa de preocupación, pero en el caso de vómitos o regurgitaciones repetitivas es necesaria la atención veterinaria inmediata ya que puede ser signo de un problema más severo.

Verónica Narváez

Verónica Narváez

Médica Veterinaria - Especialista en Alimentación Cruda Soy Médica Veterinaria, Egresada de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda – 2010. Falcón – Venezuela. Certificada como Especialista en Alimentación Cruda por la DNM University en el 2018

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist