Encontrarnos con perros que son víctimas del maltrato es, desafortunadamente, bastante frecuente. El maltrato animal consiste en cualquier conducta humana que pueda dañar física o emocionalmente a un animal. En muchos países existen normas que amparan y protegen los derechos de los animales. Podemos actuar de forma legal en el caso de que la legislación nos acompañe, o simplemente intentar negociar por nuestra cuenta con la persona responsable. 

A continuación, detallaremos algunos posibles signos que pueden indicarnos que un animal está siendo víctima de maltrato

1- Señales físicas

En perros que son maltratados físicamente podemos encontrar ciertas señales físicas como por ejemplo: cicatrices, alopecia en ciertas partes del cuerpo, heridas abiertas, dientes rotos. ojos lastimados y demás. 

Mirá estas notas!

Sin embargo, también debemos estar atentos a señales menos evidentes. Perros que son maltratados por sus supuestos responsables suelen encontrarse en estado de abandono, en mayor o menor medida. Podemos notar que los perros están sucios, tienen pulgas o garrapatas y en algunos casos que alcanzan estados de desnutrición. 

También es importante prestar atención a signos de violencia física no tan evidentes. Un perro cojea, muestra dolor para echarse, levantarse o al realizar cualquier otro tipo de movimiento puede estar adolorido producto de una golpiza. 

2- Se muestran apáticos e inhibidos

Perros que son maltratados suelen comenzar a evitar mostrar interés por interactuar con su entorno por miedo a ser castigados. Un perro inhibido puede manifestar desinterés por estímulos que normalmente activarían a otros perros que no sufran de violencia, como puede ser un juguete, algo de comida, la presencia de otros perro u otras personas. 

Si notamos un animal que no reacciona de ninguna forma ante los estímulos presentes en su entorno y que su lenguaje corporal denota sumisión (orejas hacia atrás, cola entre las patas,) podemos sospechar que algo malo está ocurriendo con el. 

3- Temen al contacto físico

No es poco frecuente encontrarnos con perros que al momento de ser acariciados agachan la cabeza o hasta lloran desconsoladamente. En casos de perros que han sufrido experiencias traumáticas con humanos, este tipo de conducta es bastante habitual. Nunca se debe avanzar sobre un perro que manifiesta este tipo de señales, ya que lo llevaremos a un nivel de estrés sumamente elevado. 

4- Muestran señales de agresividad

Muchos perros que son víctimas de maltrato se muestran agresivos para con otros humanos o incluso perros. El maltrato no solo daña al perro físicamente sino que puede romper emocionalmente a un animal.

Un perro que teme constantemente por su vida, un perro que se siente permanentemente inseguro no podrá desenvolverse con normalidad en ningún entorno. La inseguridad muchas veces desencadena en agresividad.

El perro ha alcanzado tal nivel de malestar que ya no muestra señales ni de apaciguamiento, estrés o amenaza, sino que opta directamente por atacar. 

5- Depresión 

Un perro que sufre de maltrato físico o emocional puede comenzar a sufrir de depresión. Notaremos que el perro no tiene interés por jugar, interactuar, comer o siquiera levantarse del suelo. Esto es sumamente peligroso para el animal porque su salud física poco a poco comenzará a deteriorarse considerablemente. Si no se actúa en consecuencia, la vida del animal estará en riesgo. Un animal que no come no puede sobrevivir. 

¿Qué hacer si sospecho que un perro es maltratado?

Si se conoce algún perro que manifiesta algunos de los síntomas anteriormente mencionados, será necesario proceder al rescate del animal. Si no contamos con los medios para actuar solos podemos intentar conseguir la ayuda de alguna organización protectora de animales para que se haga responsable del caso.

Dependiendo de la gravedad de la situación se evaluará la posibilidad de actuar a través de vías judiciales o simplemente intentar negociar con el maltratador para hacernos del animal. 

Si contamos con la suerte de poder rescatarlo, tenemos que ser conscientes de que al perro le espera un largo proceso de recuperación. Es fundamental que nos contactemos con un especialista del comportamiento canino que nos ayude para intentar sanar las heridas emocionales que le quedaron al animal. Un perro víctima del maltrato puede presentar problemas de agresividad, miedo, ansiedad y encontrarse en un estado de estrés crónico. Estas problemáticas tardarán un buen tiempo en ser solucionarse y en muchos casos veremos solo mejoras leves.

Será fundamental poder encontrarle al perro una nueva familia dispuesta a asumir la responsabilidad y el compromiso de trabajar junto a él hasta que pueda sentirse seguro y amado.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist