Saltos y mordidas al llegar a casa – Video

Cómo evitar que mi perro me salte al llegar a casa 

El momento de reencontrarnos con nuestro perro cuando volvemos a casa luego de cumplir con nuestras obligaciones puede ser un momento de alegría o de enormes dolores de cabeza. Muchas personas, y sobretodo aquellas que tienen perros de tamaño mediano y grandes, no saben como hacer para evitar que sus perros salten y ladren desaforadamente cuando llegan a casa. Esto que parece una problemática bastante simple puede generar problemas si el animal intenta saludar esta forma a niños o adultos mayores. 

¿Por qué los perros nos saltan cuando llegamos a casa? 

Los perros nos saltan cuando llegamos a casa básicamente por dos motivos:

  • Porque están sumamente felices de vernos: los perros pasan gran parte del día solos, por lo que volver a vernos después de una larga jornada de aburrimiento y soledad puede ser extremadamente excitante para ellos. Por este motivo es que saltan de euforia y alegría cada vez que aparecemos por la puerta.
  • Porque continuamente reforzamos esa conducta: sin intenciones, cada vez que el perro nos salta solemos reforzar esa conducta. Ya sea felicitándolo con caricias o mimos o sujetandolo para sacarlo de encima, le estamos dando al perro la atención que viene a pedirnos de forma desaforada.

Cómo hacer para que el perro no nos salte cuando llegamos a casa

Para evitar que el perro nos salte cuando llegamos a casa debemos seguir básicamente los siguientes pasos:

Mirá estas notas!

  • Evitar seguir reforzando la conducta
  • Enseñarle una conducta alternativa

En los últimos años se han difundido técnicas para solucionar este problema que involucran ignorar al perro durante 5, 10 o 15 minutos hasta que se le pase la excitación. Recién cuando el perro logra calmarse, lo saludaremos. Este tipo de metodología es realmente peligrosa ya que haremos que nuestro perro entre en constante frustración. Nuestro amigo canino pasa todo el día esperando por nuestro retorno y cuando efectivamente lo hacemos, es ignorado. Es una situación realmente estresante para el animal por lo que debemos evitarla. 

Si bien no hay que ignorar por completo al perro hay que enseñarle que forma obtendrá atención y de qué forma no lo hará. Para ello, vamos a seguir los siguientes pasos:

  • Cada vez que llegamos a casa, vamos a hacerlo de una forma tranquila y relajada. Evitaremos utilizar tonos de voz que sobre exciten al animal. Es fundamental no generar la idea de que el salir de casa y el entrar a casa son eventos en donde el perro tiene que ponerse alerta y nervioso.
  • Una vez que entremos a casa, vamos a esperar a ver como reacciona el perro. Si el animal nos salta, muerde o ladra vamos a decirle con todo nuestro lenguaje corporal que de esa forma no vamos a interactuar con él. Nos vamos a cruzar de brazos, girar nuestro cuerpo en dirección opuesta a él y evitar mirarlo.
  • En el momento exacto en que el perro apoya sus cuatro patas en el piso y deja de ladra, vamos a premiar por ello. Podemos utilizar caricias y un tono de voz que denote aprobación, pero evitando el generar sobre excitación.

El objetivo con estos pasos a seguir es que el perro entienda que siempre que nos salta o nos ladra no obtiene nada a cambio pero que cuando está tranquilo, obtiene mimos y atención. 

 

Recomendaciones

1- Nunca debemos retar al perro por saltarnos cuando llegamos a casa. El animal está manifestando una emoción de alegría y excitación. Retarlo por estar feliz no solo es cruel sino que no tendría lógica ni sentido para el. No se puede de ninguna forma castigar ni reforzar una emoción. Lo que nosotros queremos modificar es el comportamiento que surge a partir de ella. 

2- Para que este ejercicio funcione debemos asegurarnos de realizarlo cada vez que lleguemos a casa. Si un día seguimos el protocolo y al día siguiente no, el perro nunca entenderá cuáles son las nuevas reglas. 

3- Es fundamental seguir este protocolo de saludos con toda persona que llegue a la casa: amigos, familiares, personas que vienen a hacer mantenimiento en casa, etc. Para que el perro aprenda e incorpore la nueva forma de saludar a quienes llegan a casa debe poder generalizarlo . Esto quiere decir, que además de practicar este protocolo con nosotros debe hacerlo con diferentes personas: conocidos, desconocidos, niños, adultos, ancianos, hombres, mujeres, etc. Cuantas más veces practiquemos, mejor incorporará el concepto.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist