La coprofagia o la ingesta de heces es un comportamiento que puede resultar muy desagradable y preocupante para los tutores caninos. Si bien esta conducta puede parecer totalmente anormal para los humanos, es bastante habitual en el mundo animal. 

Más allá de que pueda resultar muy repulsivo para las personas, el hecho de comer heces puede resultar peligroso para el perro ya que puede generar la aparición de bacterias o parásitos en el intestino, entre otros problemas de salud. 

¿Es normal que un perro como caca? 

La corpofabia es un comportamiento normal para los perros y  otros cánidos. En ocasiones, las perras lactantes ingieren las heces de los cachorros para mantener limpia la cucha o nido. No obstante, en otras situaciones puede ser indicador de que algo no está bien con nuestro amigo canino. 

Mirá estas notas!

Si bien el comer heces puede ser considerada una conducta habitual en los perros, no debe ser tomada a la ligera.

Es fundamental entonces poder conocer cuales son las posibles causas por las cuales un perro puede estar comiendo heces y actuar en consecuencia. 

¿Por qué los perros comen caca? Posible causas

No existe una única explicación sobre porqué los perros comen sus heces o las de otros perros. Hay que analizar factores ambientales, salud en general, dinámica familiar, orígenes del perro, educación y más. 

A continuación, vamos a ofrecer un listado de posibles causas que expliquen por qué los perros comen heces.

– Por patologías no detectadas

Algunas enfermedades como por ejemplo la insuficiencia pancreática o la malabsorción intestinal pueden provocar que un perro adulto coma sus heces. Por este motivo es fundamental que si notamos que nuestro perro ha comenzado a manifestar este comportamiento, hagamos una consulta con nuestro veterinario de cabecera.

El veterinario hará una evaluación integral del animal, teniendo en cuenta si hay otros síntomas además de la coprofagia y haciendo los estudios médicos pertinentes. 

– Carencia nutricional

En ocasiones, la conducta de comer heces puede estar provocada por un déficit nutricional. Si estamos dándole a nuestro perro un alimento de mala calidad, puede que no éste adquiriendo correctamente todos los nutrientes que necesita. Cuando esto ocurre, el perro instintivamente puede buscar obtener los nutrientes faltantes de otra fuente, en general, de heces de otros animales (perros, gatos,y hasta humanos)

– Falta de actividad física y estimulación mental 

Si el perro no tiene una rutina de calidad acorde a sus necesidades particulares puede que empiece a manifestar comportamientos problemáticos entre los cuales podemos encontrar el comer sus propias heces. Los perros necesitan paseos, actividades de estimulación mental ,jugar, socializar y descansar apropiadamente. Si alguno de estos factores no está presente o está de forma deficiente, puede que repercuta en nuestro perro a nivel físico y comportamental. 

– Por usar castigos 

Si hemos utilizados castigos ya sean físicos o emocionales con nuestro perro cuando hace sus necesidades en casa, puede que el perro comience a comer sus heces para evitar nuestro enfado. Debemos evitar utilizar el castigo para trabajar en enseñarle al perro a hacer sus necesidades donde corresponde. 

– Les gusta el sabor

Existen casos de perros que comen las heces de otros animales porque les gusta el sabor. El alimento balanceado de los gatos por ejemplo, es mucho más grasoso que el alimento balanceado para perros. Las heces de los gatos entonces, pueden llegar a resultar atractivas para nuestros amigos perrunos. 

– Cachorros de criaderos clandestinos que comen sus heces

En ocasiones, los cachorros que provienen de criaderos clandestinos en donde se tiene a los perros en condiciones de hacinamiento, encerrados en jaulas o pequeñas habitaciones con falta total de higiene pueden aprender la conducta de comer heces ya que sus madres lo hacen para intentar mantener limpio el nido. 

¿Cómo evitar que mi perro coma caca?

No existe una solución única para este problema, sino que habrá que realizar una evaluación específica del caso y en base a eso determinar un posible plan de acción. 

Recomendamos entonces: 

    • Realizar una consulta con el veterinario de cabecera: estos es fundamental para descartar causas orgánicas. 
    • Realizar una consulta con un educador canino: descartada la causa orgánica, será necesario hacer una evaluación junto a un educador canino para intentar detectar otro posible motivo que genere este comportamiento. 

 

  • Evitar que el perro tenga acceso a comer las heces: dentro de las posibilidades, debemos evitar que las heces de nuestro perro queden a su disposición para que las coma. Si el perro se está comiendo las heces de otros animales dentro de casa, debemos mantener el mismo criterio. Será necesario para esto limpiar inmediatamente luego de que un animal haga sus necesidades dentro de casa. 
  • Enseñarle a no robar del piso: si el perro tiene la costumbre de comer heces, podemos enseñarle a no comer cosas del piso sin autorización. 
  • Evitar castigar al perro por hacer sus necesidades: hacer sus necesidades es una necesidad fisiológica y bajo ningún motivo el perro entenderá por qué lo estamos castigando por ello. Si las necesidades dentro de casa son un problema, podemos enseñarle al perro a hacer en un lugar específico, pero para esto no hace falta retarlo. 

 

Si bien el comer heces puede ser considerada una conducta habitual en los perros, no debe ser tomada a la ligera ya que puede ser un síntoma de que algo no anda bien con nuestro amigo canino. Recomendamos siempre consultar a profesionales.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist