Excitación antes del paseo – Video

Uno de los mayores problemas para muchos tutores caninos es la excitación durante los paseos. Existen casos de perros que no pueden relajarse en ningún momento del paseo.

Tiran de la correa, ladran, saltan y en ningún momento paran a olfatear. Un paseo que se desarrolle bajo esta modalidad, es sumamente estresante tanto para el humano como para el perro.

Los perros asocian en muy pocas repeticiones la correa y el pretal con salir a pasear

Un error muy frecuente es el de pasar por alto uno de los momentos más importantes a la hora de salir a pasear: el momento de ponerse los elementos de paseo.

Mirá estas notas!

Los perros asocian en muy pocas repeticiones la correa y el pretal con salir a pasear. Esto hace que baste con mostrarle al perro estos objetos para que entre en un estado emocional de sobre excitación.

Los perros pueden saltar, ladrar, empujar a sus tutores o hasta morderlos. Si nuestro perro sale de casa en este estado, no hay forma alguna de que pueda relajarse cuando salimos a la calle. Es por esto que es clave que le enseñemos al perro a prepararse para pasear de forma tranquila y relajada.

Cómo hacer que el perro salga tranquilo desde casa

Los minutos antes de salir a pasear pueden ser caóticos para muchos tutores caninos. En ocasiones el perro está tan emocionado por ir al exterior que no puede auto controlarse y comienza a saltar, ladrar y empujarnos de forma desmedida.

Esto no solo puede resultar peligroso si tenemos un perro grande sino que también imposibilita al animal de relajarse cuando sale a la calle. Si tenemos problemas con nuestro perro en sus paseos, tenemos que empezar a trabajar desde casa.

  • Para que nuestro perro pueda relajarse antes de salir a pasear, tendremos que empezar a enseñarle a ponerse su pretal de forma calmada. Para esto, vamos a ayudarnos con el uso de trocitos de comida rica para perros, los llamados “premios”.
  • Nunca debemos forzar al perro a ponerse su pretal ni ser excesivo con las manipulaciones. Vamos a utilizar algunos premios para que el perro voluntariamente pase su cabeza a través del pretal. Una vez que lo tiene puesto, tiraremos unos trocitos más de comida al piso para que se concentre en esa actividad mientras abrochamos el pretal.
  • Si el perro comienza a saltar, a ladrar o a empujarnos, vamos a guiarlo utilizando una técnica llamada luring. Vamos a agarrar un puñado de premios y a acercarlos a la nariz del perro. Cuando el animal sienta el olor rico de la comida, va a comenzar a seguirnos. Cuando el perro entienda que debe seguir nuestra manos, podemos guiarlo a la posición de sentado para que se quede ahí durante unos segundos.
  • El perro sentado ahora puede enfocarse en algo que le genera placer, la comida. Mientras continúa en esa posición, podemos continuar premiándolo por estar en calma y no saltarnos ni ladrarnos.
  • Para ponerle la correa al perro, vamos a agarrar otro puñado de premios y ofrecerselo desde nuestra mano. Mientras el animal está enfocado en esa situación placentera, podemos ponerle la correa.

El objetivo de este ejercicio es llevar al animal a un estado emocional de calma y que con las repeticiones adquiera el hábito de no saltar y no ladrar a la hora de salir de paseo. Si somos constantes y hacemos este ejercicio cada vez que estamos por salir de casa, veremos buenos resultados.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist