Los comportamientos destructivos son uno de los mayores problemas con los que podemos encontrarnos quienes tenemos perros. No solo es un gran dolor de cabeza el volver de trabajar y encontrar la mitad de la casa destrozada, sino que es una conducta que puede poner en riesgo la salud del animal. 

Cuando el perro tiene tendencia a destruir el jardín la situación es la misma. No solo es desesperante para nosotros encontrarnos con barro en el suelo, marcas de tierra en las paredes y plantas destrozadas sino que siempre se corre el riesgo de que el animal salga lastimado. Por ejemplo, nuestro perro puede morder ccc, o ingerir hojas y ramas en gran cantidad lo cual puede resultar difícil de digerir y traer consecuencias negativas a nivel gastrointestinal.

¿Por qué mi perro rompe mi jardín?

Existen varios motivos por los cuales un animal puede manifestar conductas destructivas: 

Mirá estas notas!

  • Aburrimiento

Lo más habitual es encontrarnos con perros que no gastan la suficiente cantidad de energía al día y cuando se quedan solos no tienen nada para hacer por lo tanto buscan su propia forma de entretenimiento.

  • Ansiedad por separación

La ansiedad por separación es un estado de estrés que se pone de manifiesto cuando un perro es alejado de su humano. Uno de los síntomas que suelen manifestar los perros que sufren de este trastorno son los comportamientos destructivos.

Además de este comportamiento podemos esperar que el perro ladre, llore o hasta intente autolesionarse cuando se queda solo.

Si sospechamos que un perro sufre de ansiedad por separación, debemos contactar a un profesional del comportamiento canino que nos ayude a trabajar para mejorar en esta problemática, de lo contrario, las consecuencias para la salud y el bienestar de nuestro perro pueden llegar a ser muy graves. 

  • Estrés

Un cambio en la rutina, cambios en la dinámica familiar, falta de actividad física, exceso de actividad física, castigos constantes, son algunos de los motivos que pueden ocasionar que un perro se estrese. Son diferentes las formas en las cuales un perro puede manifestar que está estresado, entre las cuales podemos encontrar: irritabilidad, respuesta exagerada a estímulos y comportamientos destructivos.

Consejos para evitar que los perros destrocen el jardín

Si queremos evitar que un perro destruya un jardín, debemos empezar por construir una rutina de calidad que satisfaga correctamente las necesidades particulares de nuestro compañero canino. Poca actividad no es buena, pero mucha tampoco lo es. Cada perro es diferente y es nuestra tarea aprender a identificar qué es lo que necesita el nuestro. 

A continuación, les daremos una serie de consejos a tener en cuenta para evitar comportamientos destructivos dentro de casa. 

  • No retar al perro

Es habitual ver tutores que retan y castigan a sus perros cuando vuelven del trabajo y se encuentran con que la casa o el jardín está destrozado. Esto es un grave error. Primero y principal, los perros no entienden español.

No importa cuantas veces le preguntes a tu perro “qué hiciste” este no va a entender que es lo que estás diciendo. No obstante, nuestros compañeros caninos si tienen la capacidad de leer nuestro lenguaje corporal.

Los perros pueden darse cuenta cuando estamos enojados. Lo que de ninguna forma podrán hacer es asociar que tu enojo tiene que ver con la actividad que estuvo realizando hace unas horas (la destrucción del jardín). Es muy frustrante para el animal vernos enojados y gritándoles sin poder entender qué es lo que nos pasa. 

Nuestro perro no va a dejar de romper porque le gritemos o lo castiguemos. Lo único que conseguiremos es estresarlo y deteriorar el vínculo con el.

 

  • Realizar paseos de calidad

Un perro con mucha energía acumulada tendrá mayor tendencia a manifestar comportamientos destructivos cuando se queda solo en casa. 

Los perros necesitan salir entre 3 o 4 veces todos los días. La duración de cada paseo dependerá de las necesidades particulares de cada perro. No es lo mismo un Border Collie de un año de edad que un Poodle de 12 años.

Para lograr paseos de calidad será muy importante tener en cuenta que el paseo es el momento del día del perro. Debemos permitir que sea él quien nos guíe durante la duración del mismo. No solo sacamos a nuestro perro a pasear para que haga sus necesidades y gaste energía, sino que tenemos que permitir que pueda interactuar con libertad con su entorno. 

Para que el perro pueda disfrutar del paseo correctamente es fundamental el estar relajados y para ello deberemos utilizar las herramientas adecuadas de paseo. Recomendamos optar por elegir un arnés en lugar del collar, y lo complementaremos con el uso de correas largas, de entre 2 y 5 metros. EL objetivo es que podamos darle la libertad suficiente al perro para poder explotar su entorno cómodamente.

 

  • Actividades de Olfato

Los perros conocen el mundo a través de su nariz, ya que el olfato es  el sentido que tienen mejor desarrollado. Por este motivo es importante Incluir en su rutina actividades en las que puedan usar su naríz. No solo es sumamente gratificante y enriquecedor para la vida de nuestro mejor amigo sino que también gastar muchísima energía realizando este tipo de actividades.

En el caso de un perro con comportamientos destructivos dentro de casa estos ejercicios son fundamentales. 

Resulta esencial dejarlos olfatear todo cuando salimos al mundo exterior, pero también podemos armarles situaciones estimulantes dentro de casa. Por ejemplo, podemos esconder la comida del perro junto a algunos snacks ricos en diferentes rincones de nuestro hogar de forma que nuestro mejor amigo tenga que usar la nariz para encontrarla.

 

  • Darle al perro actividades de lamer, roer y morder

Las actividades de lamer, roer y morder les permiten descargar ansiedad y bajar los niveles de estrés. Es una excelente opción para dejarle a nuestro perro cuando no estamos ya que puede estar varios minutos lamiendo un heladito para perro o masticando un snack deshidratado y evitar buscar entretenerse comiendo una planta.

Existen muchas opciones pero podemos optar por usar:

 

  • Uso de juguetes interactivos

Los juguetes interactivos son aquellos con los cuales nuestro perro debe interactuar para obtener algo a cambio. Estos juguetes generalmente suelen rellenarse con comida y el perro debe golpear con sus patas y hocicos y morder el objeto para obtener lo que colocaremos dentro.

Podemos optar por comprar juguetes interactivos en petshops o bien fabricarlos de forma casera. Ambos tendrán la misma función.

La ventaja de los juguetes interactivos es que al hacerlos de forma casera tenemos la posibilidad de innovar constantemente y de esta forma evitar que el perro se aburra. Si vamos a comprar juguetes en veterinarias, recomendamos el uso de marcas de material durable en el caso de tener perros con tendencia a romper sus juguetes.

 

  • Jugar con nuestro perro

Si tenemos un perro cachorro o adolescente con el que nunca jugamos, es casi hasta inevitable que vaya a mostrar comportamientos destructivos dentro de casa. Jugar con nuestro perro no solo nos da la posibilidad de hacerlos gastar energía sino que también es una excelente forma de mejorar nuestro vínculo con el. 

¿Y si el perro tiene ansiedad por separación?

Trabajar con un perro con ansiedad por separación es una ardua tarea que requiere de mucho compromiso por parte de los tutores. Si se sospecha que el perro sufre este trastorno, recomendamos contactar a un profesional del comportamiento canino que los ayude en el tratamiento.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist