A la hora de pensar en incluir un miembro canino a la familia, es habitual que la gente piense casi inmediatamente en un cachorro. Sin embargo, los cachorros suelen ser sumamente demandantes y no todas las personas están preparadas para cumplir con estas demandas de forma satisfactoria. 

Lo cierto, es que en muchas ocasiones, adoptar un perro adulto o anciano puede ser una gran opción. 

En esta nota de Filosofía Animal te contaremos cuales son las ventajas y desventajas de adoptar un cachorro, un perro adulto o un perro anciano para que puedas determinar qué es lo mejor para vos. 

Mirá estas notas!

Cachorros

Adoptar un cachorro puede ser una experiencia sumamente gratificante. Verlos crecer, aprender y disfrutar de sus travesuras es algo enternecedor. Sin embargo, no todo es tan satisfactorio cuando adoptamos un cachorro. Podemos considerar cachorro al perro desde que nace hasta que finaliza el período sensible de socialización (es decir, a sus 12 o 16 semanas de vida). Luego el perro entra en la etapa juvenil y al alcanzar la madurez sexual, podemos considerarlo adulto. 

Ventajas:

  • Si el perro tiene menos de 12 semanas de vida, podemos asegurarnos de realizar una buena socialización con todas las ventajas que ello aparenta. Un cachorro que tiene una buena socialización tiene menos probabilidades de desarrollar miedos, fobias y problemas comportamentales. 
  • Podemos empezar con educación temprana, lo cual puede ser muy beneficioso para la convivencia con nuestro perro.
  • Los cachorros son sumamente adorables. 
  • Comenzaremos a generar un vínculo con el animal desde una edad muy temprana lo cual puede ser beneficioso. 
  • Si tenemos otros animales en casa, puede ser más fácil la adaptación con ellos. 
  • Los cachorros suelen aprender más rápido que los perros adultos.

Desventajas:

  • Los cachorros muy pequeños necesitan comer cuatro veces al día, por lo cual no podrían pasar más de 5 horas solos. 
  • Los cachorros pueden llorar de noche
  • Los cachorros pueden romper todo lo que encuentran. 
  • Los cachorros pueden morder manos, pies, ropa, muebles, y todo lo que encuentren a su paso
  • Los cachorros suelen ser más demandantes de atención y de tiempo que los perros adultos. 
  • Los cachorros hacen sus necesidades en cualquier lado, y hay que enseñarles a hacerlo donde corresponde
  • El proceso de enseñanza requiere de tiempo y paciencia. 
  • Si el perro es mestizo, desconocemos cómo será su tamaño y carácter final

Adoptar un adulto

Cuando hablamos de adultos nos referimos generalmente a perros que ya han alcanzado la madurez sexual, lo cual varía entre razas y cruzas de razas. Sin embargo, existe bastante variabilidad entre un perro adulto joven y un adulto ya desarrollado. Un perro de dos años puede tener la misma energía que un cachorro, mientras que un perro de 7 años puede resultar considerablemente más tranquilo.

Ventajas:

  • A no ser que exista algún problema de comportamiento, los perros adultos no suelen romper dentro de casa ni morder compulsivamente como los cachorros. 
  • Pueden aguantar para hacer sus necesidades fuera de casa, siempre que se les enseñe cual es el lugar correcto para hacerlo.
  • Necesitan ser alimentados 2 o 3 veces al día, por lo cual pueden pasar más de 6 horas solos.
  • Suelen ser más independientes y menos demandantes de atención por lo cual pueden adaptarse a quedarse solos en casa. 
  • Conocemos el tamaño y carácter final del perro 

Desventajas:

  • Adoptar un perro del cual desconocemos su pasado puede implicar asumir la responsabilidad de lidiar con problemas comportamentales y emocionales producto de una mala socialización o experiencias traumáticas. 
  • Si tenemos otros animales en casa, la adaptación puede ser algo más gradual que con un cachorro. Especialmente si el perro que adoptamos, o los animales que ya conviven con nosotros, no están acostumbrados a convivir con otros animles.
  • Si tiene problemas de conducta pre-existentes, educar a un perro adulto puede llevar un poco más de tiempo que a un cachorro. 

Adoptar un perro anciano

Podemos considerar a un perro anciano aproximadamente a partir de los 8 años, aunque esto siempre depende de la raza o cruza de razas. 

Ventajas:

  • Le damos una oportunidad a un perro que probablemente nunca supo lo que es vivir en familia y ser amado.
  • Los perros ancianos son tranquilos, no demandan tanto ejercicio físico al día 
  • Los perros ancianos no necesitan vivir en casas grandes, pueden adaptarse a un departamento. 
  • Son excelentes compañeros para personas tranquilas

Desventajas

  • Los perros ancianos pueden tener mayor predisposición a enfermarse lo cual conlleva un costo económico. 
  • No tendremos la posibilidad de disfrutar tantos años junto a nuestro compañero canino. 
  • No responden con tanta facilidad al adiestramiento, aunque en ocasiones no lo necesitan.

 

Recomendaciones finales

Adoptar es un acto de amor pero también implica asumir una gran responsabilidad. Si tomamos la decisión de incorporar un miembro canino a la familia debemos hacerlo a conciencia. Es fundamental considerar si las características del perro teniendo en cuenta si la etapa de vida en la cual se encuentra se amolda a nuestras posibilidades tanto económicas como temporales y emocionales. 

 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist