Jugar a buscar y traer la pelota no solo es una excelente forma de divertirnos con nuestro perro sino que también es una gran alternativa para que gaste energía física y mental. El perro correrá una y otra vez buscando y devolviendo el objeto en cuestión lo cual es físicamente muy desgastante, pero a la vez si seguimos una serie de pautas podremos aprovechar este juego para practicar cuestiones de obediencia básica que nuestro amigo canino debe conocer. 

Si bien hay perros que naturalmente disfrutan de buscar y traer objetos, hay algunos a los que debemos motivarlos un poco más y enseñarles una mecánica de juego. 

A continuación, les daremos algunas indicaciones para enseñar a sus perros a buscar y traer la pelota. 

Mirá estas notas!

    • Para empezar, debemos elegir el juguete que vamos a utilizar para aprender a buscar y traer. Lo ideal es que sea un juguete que pueda picar, y que al perro le guste mucho morder. Un juguete que pica y rueda se asemeja más a una presa, por lo tanto el animal se puede ver más motivado para intentar alcanzarlo. El hecho de que el objeto sea agradable para la mordida del perro también ayudará a que tenga más ganas de ir por el. Además del juguete en cuestión, también vamos a trabajar con trocitos ricos de comida, los cuales utilizaremos para reforzar ciertas conductas.
    • Vamos a empezar en distancias cortas  para evitar que el perro se distraiga con otros estímulos en el trayecto de ir y volver a buscar la pelota. Vamos a lanzar la pelota a la vez que diremos una palabra como puede ser “busca”. Cuando el perro agarre la pelota le diremos “¡¡muy bien!!” e inmediatamente vamos a llamarlo, ofreciéndole un trocito de comida rico a modo de recompensa.
    • Cuando el perro venga a nosotros, le diremos “solta” para que nos de la pelota y le ofreceremos su premio a cambio. Como verán no solo estamos construyendo la conducta de buscar y traer la pelota sino que a la vez, habremos trabajado dos ejercicios básicos de obediencia: el venir al llamado y el soltá.
    • Vamos a continuar reforzando la conducta de “buscar”, “venir al llamado” y soltar” a la vez que añadimos más distancia. Debemos tener en cuenta que cuanto más lejos nos vamos más difícil es el ejercicio para el perro. Generalmente un perro motivado no tendrá problema en ir a buscar la pelota, pero puede llegar a distraerse para devolverla. Por este motivo no recomendamos lanzar el juguete demasiado lejos si el perro aún no tiene clara la mecánica de juego.
    • Una vez que hayamos practicado con suficiente distancia y el perro sepa perfectamente lo que significa buscar, devolver y soltar, podremos sumarle un último ejercicio de obediencia básica al juego. El sentado y quieto. Antes de tirarle la pelota a nuestro perro le pediremos que se siente y se quede quieto por unos segundos. Este es un gran ejercicio de control de impulsos para trabajar junto a nuestro perro, ya que le estaremos pidiendo que baje su excitación en una situación que es altamente motivante para el.

Si el perro ha aprendido todos los pasos correctamente, lo único que nos queda es de disfrutar este momento lúdico junto a él.

Si bien el juego con pelota puede resultar muy divertido para los perros, hay muchos que pueden llegar a obsesionarse con el. Tampoco es recomendable abusar de esta modalidad de juego en animales que manifiestan reactividad frente a objetos en movimiento. Por este motivo recomendamos no usar esta dinámica todos los días e intercalar con otras modalidades de juego como puede ser tironear de una soga o un peluche juntos o jugar a las escondidas en el parque. Ambos juegos son excelentes alternativas para reforzar el vínculo con nuestro compañero canino. 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist