El embarazo psicológico o la pseudogestación es un trastorno relativamente común en perros que suele aparecer a finales del diestro. Este trastorno se caracteriza por presentar síntomas físicos y comportamentales como puede ser la irritabilidad, crianza de objetos inanimados, inflamación de mamas y hasta producción de leche en ausencia de embarazo. 

Si bien es un trastorno frecuente, las consecuencias de padecer un embarazo psicológico pueden ser graves si no se toman las medidas necesarias. 

Es fundamental que todas aquellas personas que tengan perras se informen sobre  el ciclo estral, la pseudogestación, sus consecuencias, y cómo hacer para prevenirlo.

Mirá estas notas!

Ciclo Estral

Las hembras pueden llegar a la madurez sexual entre los 6 y los 24 meses dependiendo de la raza (las perras de raza pequeña maduran antes que las perras de razas grandes). Una vez completada la madurez sexual las perras tendrán su primer celo. El ciclo estral de las perras se compone de las siguientes fases

  1. Proestro (3 a 17 días): en esta etapa la perra ya empieza a atraer machos. Sin embargo, no se muestra receptiva para la monta ya que aún no es fértil.
  2. Estro (3 a 17 días): en esta fase la perra está receptiva para la monta. Ahora la perra es fértil.
  3. Diestro (60 a 100 días): la perra vuelve a rechazar la monta. Si se ha producido la fecundación la hembra experimentará la gestación.
  4. Anestro (130 días): este es un período de inactividad en el cual el cuerpo de la hembra descansa. 

Por qué se produce un embarazo psicológico 

El embarazo psicológico en perros puede iniciar aproximadamente un mes y medio- dos meses después del celo. Las se comportan y se sienten como si estuvieran preñadas debido a que la producción de progesterona y estradiol en esta etapa son similares a los que tendrían en un caso de gestación.

Uno de los síntomas más llamativos es la producción de leche. El cuerpo de la perra se prepara para cumplir con la lactancia como si realmente estuviera preñada. Otro comportamiento que podemos observar es el de aquellas perras que se comportan como si tuvieran cachorros. Es habitual ver hembras que adoptan objetos inanimados y los protegen como si fueran sus hijos. 

Síntomas del embarazo psicológico

Los síntomas del embarazo psicológico pueden pasar desapercibidos en algunas ocasiones o hasta confundirse con otro tipo de patologías o problemas comportamentales. En ocasiones incluso, muchos tutores pueden confundir los síntomas con los de un embarazo real. 

Algunos de ellos pueden ser:

  • Ansiedad y estrés
  • Irritabilidad
  • Demanda excesiva de atención
  • Apatía
  • Falta de interés por actividades que antes resultaban motivantes
  • Armar “nidos”
  • Robar objetos
  • Cría de objetos
  • Aumento del flujo vaginal
  • Vientre inflamado
  • Mamas inflamadas
  • Producción de leche

Diagnóstico  y tratamiento del embarazo psicológico

Para diagnosticar efectivamente un embarazo psicológico será necesario realizar una visita al veterinario. El profesional realizará una palpación de las mamas y probablemente una ecografía para descartar un embarazo real. Descartada esta posibilidad el veterinario nos indicará cuales son las pautas para seguir teniendo en cuenta la sintomatología y el historial clínico de la perra. 

En general, los embarazos psicológicos suelen desaparecen solos luego de unas 3 semanas. Sin embargo, en algunos casos es preferible tratar ya que la hembra puede presentar molestias (p. ej: mastitis) o problemas conductuales (p. ej: agresión maternal).

 Además de la farmacología tenemos que tener presente todo aquello que podemos hacer desde casa para que la situación resulte lo más amena posible para nuestra perra.

Siempre debemos de consultar con nuestro veterinario de cabecera si el tratamiento es apto para nuestro perro, ya que pueden haber reacciones al medicamento.

Si bien los perros deben tener siempre sus necesidades satisfechas de forma correcta, es especialmente recomendable que intentemos mantener la calidad de vida de la perra en niveles óptimos mientras dure la pseudogestación. Recomendamos mantener una rutina enriquecida que incluya paseos, actividades de estimulación cognitiva y actividades de masticación que ayuden a la perra a liberar estrés. Es esencial que evitemos exponer a nuestra perra a situaciones que le generan incomodidad durante este período y que puedan desencadenar en en episodios de altos niveles de estrés o hasta agresividad.

La castración es el tratamiento definitivo ya que impide la presentación de futuros episodios de pseudogestación. Es recomendable realizar la cirugía durante el anestro. Se debe de evitar castrar a la perra durante la pseudogestación o el estro ya que podrí complicr la cirugía y la recuperación.

Prevención

La pseudogestación puede traer problemas de salud como mastitis, piómetra, estrés y ansiedad además de poder traer consecuencias a nivel comportamental.  La única forma de prevenir un embarazo psicológico es a través de la castración, lo cual traerá otros beneficios a su salud como la prevención del desarrollo de piometra y de cáncer de mamas. Si tienen dudas sobre castrar o no a sus perras recomendamos que realicen la consulta veterinaria correspondiente para conocer más sobre las ventajas y desventajas de realizar este procedimiento a un animal.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist