¿Está bien dejar a mi perro solo cuando entro a comprar a un local?

Todas aquellas personas que compartimos nuestra vida con un perro desearíamos que pudieran pasar gran parte de nuestro día con nosotros. Algunos países del mundo llevan políticas más pet friendly permitiendo el ingreso de perros por ley a diferentes establecimientos y actividades recreativas. Sin embargo, no todos los países han avanzado tanto en este aspecto y los animales están prohibidos hasta incluso en edificios y viviendas. 

Estos limitantes no impiden que muchas de aquellas personas que disfrutan la compañía de sus perros concreten el deseo de pasar gran parte de su día con ellos. Dar largos paseos por el parque, la plaza o la ciudad son algunas de las actividades que humanos y perros suelen hacer juntos. Incluso, es habitual ver muchas personas que llevan consigo a sus perros a hacer las compras. Si el perro es de tamaño pequeño en ocasiones puede entrar en un bolso o en los brazos de su tutor sin problema. Ahora bien, si el perro es demasiado grande para ser cargado en brazos es habitual ver tutores que lo dejan fuera del local atado a un árbol o poste esperando hasta que ellos vuelvan. 

Si bien este hábito es muy frecuente de ver, desde Filosofía Animal queremos desaconsejarlo.

Mirá estas notas!

Dejar a un perro atado mientras entramos a hacer las compras a un negocio puede resultar peligroso tanto para el perro como para terceros.

En esta nota te vamos a contar algunos de los peligros de dejar a un perro atado fuera de un local, por más poco tiempo que sea el que queda solo. 

Peligros de dejar a mi perro atado fuera de un negocio 

1- Puede desatarse y escapar

No importa que tan bien entrenado esté un perro, no deja de ser un animal con instintos. Si el perro se asusta o ve algo que le llama la atención, puede intentar escapar, para huir o para ir tras aquello que le interesó. Si el perro escapa, puede tanto perderse como sufrir un accidente que ponga en riesgo su vida y la de terceros. 

2- Puede ser robado

Son cientos los casos de perros que han sido robados mientras esperaban a sus tutores fuera de un negocio o comercio. En los mejores casos, el ladrón pide una recompensa y el perro es devuelto, con todo el estrés y trauma que esto implica. En el peor de los casos, el perro nunca vuelve con su tutor. 

3- Puede ser lastimado 

Desafortunadamente los accidentes en la calle que involucran a perros son muy frecuentes, ya sean autos, motos, bicicletas o personas mal intencionadas, es habitual que los perros salgan lastimados en situaciones que ocurren en la vía pública. Si nuestro perro queda solo sin supervisión en la calle está aún más expuesto a sufrir cualquier tipo de accidente. 

4- Puede pelearse con otros perros

Ya sea si nuestro perro no es sociable con otros, o lo dejamos expuesto a que un perro que no es sociable se cruce con él, los encuentros negativos entre un perro atado fuera de un local y un perro que pasa caminando con su tutor son frecuentes. El agravante en estas situaciones en que nuestro perro no tendrá forma de evadir  la situación, y en el caso de que logre desatarse de su correa, puede huir y perderse. 

5- Puede lastimar personas, adultos o niños 

Es habitual encontrarnos con personas, tanto adultos como niños que buscan interactuar con perros en la calle sin saber si estos se sienten del todo cómodos con la situación de ser manipulados por extraños. Si nuestro perro responde de forma agresiva ante las caricias de estas personas, podemos llegar a tener un grave problema. Esta situación es completamente evitable si no dejamos a nuestro perro atado cuando entramos a comprar a un local.

6- Estrés 

En la calle, nuestro perro puede verse expuesto a diferentes situaciones que le generan estrés y malestar: perros, personas, ruidos, objetos que se mueven rápido y más. Al estar atado se le quita al perro la posibilidad de escapar o alejarse de aquel estímulo que le genera malestar. Sumado a esto, no estamos nosotros para acompañarlo y ayudarlo a atravesar este momento negativo. Dejar atado a nuestro perro solo puede resultar en un momento de gran estrés para él con todas las consecuencias negativas que esto implica. 

Recomendaciones 

Si bien compartir nuestro día con nuestro perro es algo que muchos desearíamos hacer, existen muchas limitaciones para poder concretarlo. Teniendo en cuenta esto, recomendamos llevar a nuestro perro a lugares a donde estemos seguros de que el pueda entrar: parques, plazas, casas de amigos, lugares pet friendly. Por el contrario, desaconsejamos el dejar atado al perro fuera de un comercio para evitar cualquiera de los accidentes antes mencionados. 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist