Los perros al igual que nosotros son animales que se comunican permanentemente. Los inconvenientes aparecen generalmente porque nosotros, al ser una especie diferente, en muchas ocasiones no los podemos comprender. 

Los perros se comunican a través de:

  • La liberación de feromonas: sustancias químicas secretadas con el fin de provocar comportamientos específicos en otros individuos de la misma especie.
  • Diferentes vocalizaciones: ladridos, gruñidos, llantos, etc. 
  • El lenguaje corporal

Si bien las feromonas son imperceptibles para el olfato humano, a través de las diferentes vocalizaciones y del lenguaje corporal nuestros amigos caninos nos dan una gran cantidad de información que es importante aprender a interpretar. 

Mirá estas notas!

En esta nota de Filosofía Animal te contaremos más sobre el lenguaje corporal de los perros

Lenguaje corporal canino 

Los perros utilizan su lenguaje corporal para comunicarse con otros miembros de su especie, pero también lo hace para comunicarse con nosotros. A la hora de evaluar el lenguaje corporal de un perro debemos hacerlo desde la punta de las orejas a la punta de la cola. Es decir, analizar la totalidad del cuerpo del animal. Existe el mito popular de que si el perro mueve la cola es porque está contento. Por ejemplo, si el perro mueve la cola, pero tensa todos los músculos del cuerpo y la cara y eriza los pelos de su espalda, es poco probable que el animal en ese momento esté contento o invitando al juego. 

Clasificación del lenguaje corporal canino 

El lenguaje corporal canino es una serie de gestualidades, posiciones y movimientos que nuestros perros manifiestan para comunicarse. Podemos dividir estas diferentes manifestaciones en las siguientes categorías:

Señales para disminuir la distancia

Este tipo de señales son utilizadas entre los perros para acortar la distancia entre ellos y otro individuo. Es decir, que son utilizadas por los animales cuando buscan tener una interacción, ya sea con otro perro o persona. Algunas de estas señales pueden ser:

  • Reverencia o “play bow” : es una señal utilizada principalmente para invitar a otros perros al juego. 
  • Movimiento de la cosa amistoso: en general, el movimiento suele ser rápido, cómo si fuera un helicóptero, y en ocasiones está acompañado por el movimiento del cuarto trasero del perro. 
  • Postura corporal relajada
  • Mirada relajada, sin tensión. 
  • El perro no está estático, sino que se mueve de lado a lado. 

Señales de calma

Son señales que los perros manifiestan para calmar o tranquilizar a otros individuos y en ocasiones también a ellos mismos. Estas señales son frecuentemente ignoradas por los tutores caninos, lo cual puede llevar a los perros a atravesar momentos de estrés e incomodidad. 

Es fundamental reconocer cuáles son las señales de calma que emiten nuestros perros ya que serán un indicador para nosotros de que el animal no se está sintiendo del todo cómodo en determinada situación. 

Las señales de calma más frecuentes son:

  • Girar la cabeza hacia un lado 
  • Girar el cuerpo hacia un lado
  • Bostezar
  • Relamerse las comisuras de la boca
  • Achicar los ojos
  • Olfatear el piso 
  • Sentarse o echarse
  • Mostrar el abdomen
  • Mover la cola en posición baja
  • Estornudar

Señales de estrés

Si la incomodidad de nuestro perro ante determinada situación no cesa, nuestro perro puede pasar de manifestar señales de calma a señales de estrés. También podemos ver este tipo de señales en perros que son expuestos a una situación o estímulo demasiado angustiante o a aquellos que presentan estrés crónico. 

Algunas de las señales de estrés más frecuentes son:

  • Sacudirse
  • Rascarse constantemente
  • Pupilas dilatadas
  • Orinar
  • Jadear 
  • Salivar
  • Temblar
  • Orejas hacia atrás
  • Temblar
  • Quedarse inmóvil 
  • Autochequear la zona urogenital
  • No aceptar comida

Señales para incrementar distancia – Señales de amenaza

Las señales para incrementar la distancia o señales de amenaza son aquellas que nuestro perro manifestará ante la presencia de lo que él considere una potencial amenaza. En muchas ocasiones, los tutores caninos suelen castigar a sus perros por manifestar este tipo de señales. Sin embargo, esto es un error grave. Una señal de amenaza es una advertencia. Nuestro perro nos está comunicando que si el estímulo que se considera amenazante no se aleja, no tendrá otra alternativa más que atacar. Castigar las señales de amenaza puede desencadenar en perros que, en una próxima oportunidad, no nos avisen que se están sintiendo demasiado incómodos y opten directamente por recurrir a la agresión. 

Las señales de amenaza más frecuentes son:

  • Gruñidos
  • Mostrar los dientes
  • Erizar los pelos de la espalda
  • Tensar los músculos del cuerpo 
  • Mirada fija y dura
  • Orejas hacia adelante, alertas.
  • El cuerpo busca elevarse
  • La cola está alta, hace movimientos rápidos en forma de “C”
  • Quedarse inmóvil 

Recomendaciones finales

Poder interpretar y leer el lenguaje corporal de nuestros perros nos ayudará a comprenderlos mejor, saber qué situaciones los hace sentir cómodos y qué situaciones no y a actuar en consecuencia. 

Si tenemos dudas sobre cómo interpretar el lenguaje corporal de nuestros perros es recomendable recurrir a un profesional del comportamiento canino.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist