Unas vacaciones en la casa de un familiar, un cumpleaños, una tarde en el parque con nuestros amigos, convivencia con nuestra pareja y más, son situaciones en las que probablemente nuestro perro vaya a tener que convivir con otro miembro de su especie por un corto o largo período de tiempo.

El error que muchas veces se comete es pensar que cada perro va a aceptar al otro sin problemas y esto no necesariamente será así. En perros que han sido mal sociabilizados y no suelen vincularse con otros es probable que la convivencia no vaya a ser fácil. Pero incluso perros bien sociabilizados que estén acostumbrados a interactuar con otros, pueden llegar a tener problemas en este tipo de situaciones. 

Uno de los factores fundamentales para que dos perros que van a convivir por algunas horas, días, meses y hasta de manera permanente puedan hacerlo de manera armoniosa, es la presentación. 

Mirá estas notas!

A continuación, les dejamos una serie de factores clave que deben tener en cuenta para presentar a dos perros de manera correcta.

Territorio

La presentación entre dos perros siempre debe realizarse en un territorio neutro, es decir, nunca en la casa, ni cuadra, ni manzana de ninguno de los dos perros.

Si uno de los perros suele frecuentar diariamente algún sitio como plaza o parque específico, tampoco se recomienda realizarlo allí.

¿Cómo presentar a dos perros?

Lo ideal es un espacio en donde ambos se sientan cómodos y no invadidos por la presencia del otro. Perros con problemas de protección de recursos o del territorio pueden ponerse demasiado a la defensiva en una situación así, pero también existe la posibilidad de que perros que no tengan problemas de este tipo puedan reaccionar de forma negativa ante la presencia de un perro extraño. 

Para presentar a los perros vamos a buscar un espacio neutro, lo más tranquilo posible, donde haya pocas personas y pocos perros que puedan intervenir en la presentación.

Lo ideal es buscar un lugar amplio como una plaza o parque para que tengan espacio para moverse tranquilamente.

Elementos de paseo

Como vamos a hacer la presentación en un lugar neutro, será probablemente un espacio público y abierto por lo tanto los perros deberán estar con sus correspondientes collares con chapita identificatoria, pretales y correas.

Recomendamos el uso de pretal para que los perros puedan estar relajados.

Sujetar al perro del cuello en muchas ocasiones puede añadir tensión innecesaria a la situación. La correa debe ser larga, en lo posible de entre 4 y 5 metros para que los perros puedan manejarse con libertad, acercarse y alejarse cuando lo consideren necesario.

Presentaciones uno a uno

Las presentaciones siempre se hacen uno a uno, de un perro a la vez. Esto quiere decir que cuando van a conocerse dos perros, tenemos que hacerlo en un entorno controlado en donde en la medida de lo posible no vayan a intervenir otros perros.
Cuando dos perros se conocen van a transmitirse mutuamente muchísima información a través del lenguaje corporal y la liberación de feromonas. Cada perro debe procesar esa información y decidir qué hacer con ella en cuestión de segundos.

Si otro perro se acerca, la información se multiplica y el esfuerzo que debe hacer cada perro para procesarla es aún mayor.

Como consecuencia, los perros pueden empezar a ponerse tensos y hasta llegar a reaccionar de manera agresiva por no saber qué hacer con tanto.

Como mencionamos en el paso anterior vamos a buscar un ambiente tranquilo, amplio, en lo posible sin muchas otras personas y sin otros perros.

Una vez encontrado el ambiente apropiado para realizar la presentación, nos vamos a ir acercando.

¿Qué hacemos nosotros?

Lo más importante es que estemos relajados. En todo este proceso nuestro papel es el de acompañar, pero siempre intentando intervenir lo menos de posible de manera conciente e inconciente. Los perros tienen la capacidad de detectar cuando una situación nos pone tensos y es probable que le transmitamos ese nerviosismo a ellos.

Si estamos asustados y se lo demostramos, van a ver al perro extraño como una amenaza y actuar en consecuencia.

Es importante que no apliquemos tensión a la correa. Nos limitaremos a sujetarla a medida que nos vamos acomodando de acuerdo a los movimientos que haga el perro para de esta manera asegurarnos de que no se enreden el uno con el otro.

Además, se recomienda ir caminando o moviéndose de lugar a medida que se desarrolla el encuentro.

A los perros le facilitamos mucho las cosas si vamos caminando, y estamos en movimiento, que si nos quedamos estáticos en un lugar.

Prestar atención al lenguaje corporal del perro

Es fundamental que estemos atentos a las señales que nos van dando los perros para saber si están cómodos en esta situación, o si es mejor darles un poco más de tiempo para acercarlos.

En este tipo de situaciones podemos esperar que alguno de los perros, o ambos, comience a manifestar signos de tensión y de estrés, o las denominadas señales de calma, que son señales corporales que utilizan los perros para calmar a otros perros o calmarse a sí mismos en momentos de tensión. Algunos ejemplos son:

Señales de calma:

  • Olfatear el suelo
  • Mirar hacia otro lado
  • Girar el cuerpo completamente hacia otro lado
  • Echarse


Signos de tensión y estrés:

  • Relamerse las comisuras de la boca
  • Bostezar
  • Tensión muscular
  • Dilatación de las pupilas
  • Salivación excesiva
  • Gruñidos
  • Cola levantada

Las señales de calma pueden ser útiles para que un perro le demuestre al otro que no quiere problemas. Es una forma de comunicarse y no debemos preocuparnos si uno de los perros expone alguna de estas señales. Pero si la comunicación no avanza, si no proceden a olfatearse o acercarse de manera amistosa, o si ambos perros comienzan a mostrar signos de tensión o de estrés, es probable que estemos ante una situación que se esté volviendo un poco tensa.

Lo ideal en estos casos, es alejar a los perros continuar caminando y dejarlos que ellos vuelvan a intentar acercarse cuando se sientan cómodos.

Por otro lado, ¿qué señales pueden dar los perros para comunicar que quieren interactuar entre ellos?
  • Hacer una “reverencia” para invitar al otro perro al juego
  • Movimiento de cola en donde se mueve la cola junto con el cuarto trasero
  • Musculatura general relajada
  • Mirada relajada
  • Cola relajada

Una vez que la presentación haya avanzado de manera positiva, podemos hacer un próximo encuentro en la casa de alguno de los dos perros.

Estas son indicaciones o sugerencias sobre cómo presentar a dos perros que no tengan un historial previo de agresividad con otros miembros de su especie. En el caso de que uno de ellos tenga o haya manifestado este tipo de conducta previamente, es recomendable realizar la presentación con ayuda de un profesional.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist