La eliminación inadecuada en perros es un problema por el cual las personas suelen consultar a especialistas en comportamiento canino con frecuencia. Si bien es un comportamiento esperable en cachorros, debemos empezar con su tratamiento cuanto antes para evitar complicaciones durante la vida adulta. 

Tipos de eliminación 

Es importante saber que no existe un solo tipo de eliminación. Diferenciarlos nos permite conocer las causas y las posibles soluciones: 

  • Eliminación fisiológica: el perro necesita orinar. Un cachorro necesita hacer entre 10 o 15 veces por día logrando recién a los 5 meses empezar a controlar sus esfínteres. Mientras tanto, el cachorro seguirá haciendo sus necesidades cada 1,2 o 3 horas. Un perro adulto tiene mayor control de esfínteres por lo tanto puede aguantar más. Lo recomendable es que no pase más de 8 horas sin poder evacuar.
  • Eliminación por excitación: hay cachorros que en algunos momentos en los que se excitan demasiados pueden hacer algunas gotas de pipi. Es habitual ver este comportamiento cuando alguna visita llega a casa. Es importante comprender que este es un comportamiento involuntario por lo tanto nunca hay que retar al cachorro.
  • Eliminación por sumisión: algunos cachorros pueden orinarse encima, la mayoría de las veces luego de haber sido regañados. Generalmente este comportamiento suele estar acompañado con la posición de poner la panza para arriba. El cachorro le está comunicando al humano que no quiere ningún conflicto. Es importante que dejemos inmediatamente de retar al cachorro en estas situaciones. 

Cómo enseñarle al perro a hacer sus necesidades donde corresponde

Tenemos que tener en cuenta que en términos generales los perros suelen hacer orinar en estos momentos críticos  del día: 

Mirá estas notas!

  • Después de dormir, ya sea por la noche o siestas largas.
  • Unos minutos después de comer.
  • Al concluir sesiones de juego o caminatas: actividades que propician el movimiento intestinal.
  • Después de momentos de excitación, como presentaciones con otros perros o momentos de juego excitado.

Por otro lado, tenemos que saber que los perros tienen tendencia a: 

  • Eliminar lejos de donde come, bebe, duerme y donde descansa.
  • Eliminar en los sitios que ya lo ha hecho. De esta manera es como se va estableciendo una preferencia a determinados sustratos o superficies.

Teniendo en cuenta esto, daremos una serie de recomendaciones para enseñarle a un cachorro a hacer en una zona pre seleccionada, y a un perro adulto a hacer sus necesidades fuera de casa. 

Enseñarle al cachorro a hacer en una zona pre- determinada

Mientras el cachorro no haya cumplido con su plan de vacunación, no podremos sacarlo a pasear por la calle y por lo tanto no podrá hacer sus necesidades fuera. Mientras no tengamos la posibilidad de salir, haremos lo siguiente: 

1- Delimitar la zonas

Vamos a delimitar claramente 3 zonas: zona de comer y beber, zona para dormir y zona para hacer sus necesidades.

Los lugares de casa que elijamos para esto tendrán que estar lo más separados posibles entre sí. La zona para hacer evacuar, puede delimitarse con paños especiales para cachorros o simplemente con papel de diario.

2-  Acompañar al cachorro en los momentos críticos

Luego de comer, luego de jugar y ni bien se despierta lo llevaremos a la zona delimitada para hacer sus necesidades.

3- Premiar al cachorro

Tendremos que tener trocitos de comida rica preparados, los cuales usaremos a modo de premio. 

Si el cachorro hace pis sobre la zona delimitada le diremos “¡¡muy bien!!” con un tono de voz amable y agradable y le daremos un trocito de comida rica como recompensa. Con las repeticiones el cachorro irá comprendiendo que si hace sus necesidades en esa zona recibirá un premio, por lo tanto, hará sus necesidades en esa zona con mayor frecuencia. 

5- No castigar al cachorro

No castigar es fundamental. Si el cachorro se equivoca y hace sus necesidades en otro lugar, es muy importante que no lo retemos. No obstante, hay que limpiar la zona inmediatamente con detergentes enzimáticos para evitar que se impregne el olor.

Recordar que los perros tienen tendencia a orinar en lugares en donde ya lo han hecho antes. 

Enseñarle al cachorro o a un perro adulto a hacer fuera de casa

Si nuestro cachorro ya puede salir a pasear, o si queremos que un perro adulto aprenda a hacer sus necesidades fuera de casa vamos a seguir los siguientes pasos: 

1- Preparamos premios para poder trabajar fuera de casa con el perro. 

2- Vamos a intentar salir siempre en los momentos críticos (ni bien se despierta, después de comer y después de jugar)

3- Si el perro efectivamente hace pipi en la calle vamos a felicitarlo por ello y a agarrar algunos trocitos de comida rica para indicarle que ese comportamiento es correcto. 

4 – Lo ideal es que mientras el perro esté aprendiendo, hagamos un recorrido similar por la calle. Recuerden que los perros suelen orinar en lugares donde ya lo han hecho. De esta forma aumentaremos las posibilidades de que haga en la calle y tendremos más chances de reforzar ese comportamiento. 

Errores más comunes

  1. Castigar al cachorro cuando llegamos a casa y nos encontramos con pis, refregando su hocico en el mismo. Para que un castigo sea eficaz hay que aplicarlo en el momento exacto en el que el perro realiza la conducta indeseada.
    Pasado este momento el pero no tendrá forma de que el animal asocie la causa por la que se lo está retando. Independientemente de esto, no recomendamos el uso de castigos como técnica de educación.
  2. Castigar al cachorro cuando lo vemos haciendo sus necesidades en el lugar incorrecto.
    Si castigamos al animal por este comportamiento corremos el riesgo de que asocie el hacer sus necesidades frente de nosotros con algo peligroso.
    Esto es un problema ya que el cachorro comenzará a buscar rincones de la casa en donde no estemos nosotros para hacer sus necesidades. Esos rincones probablemente no sean la zona delimitada.
  3. Pensar que con el tiempo se solucionará
    Los hábitos de eliminación inadecuada que no son corregidos suelen fortalecerse con el tiempo y, en ocasiones, se hace muy difícil de corregir en la vida adulta.

Las evacuaciones en lugares inadecuados son un problema comportamental muy habitual en perros, que puede ser solucionable si sus tutores se involucran y se comprometen a cumplir el proceso de educación necesario.

Cuanto antes actuemos más fácil de corregir será. Sin embargo, si notamos que el cachorro está teniendo problemas para hacer sus necesidades en un lugar específico recomendamos realizar una consulta con un profesional

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist