Muchas veces solemos preocuparnos porque nuestro perro realice la cantidad de actividad física que creemos que lo va a cansar lo suficiente como para poder quedarse en casa tranquilo el resto del día. Es cierto que, como responsables humanos de nuestros compañeros caninos, tenemos la obligación de cubrir sus necesidades de ejercicio físico diarias. Pero en ocasiones, nos olvidamos de que el ejercicio físico no es todo lo que nuestro perro necesita.

Es momento de dejar de esperar tener un perro cansado, y quizás empezar a pensar en tener un perro con todas sus necesidades satisfechas.

¿Cuánto ejercicio necesita mi perro al día?

La cantidad de ejercicio que tu perro va a necesitar al día dependerá de factores como

  • Su edad
  • Su estado de salud general
  • Sus características físicas
  • Su raza o cruza de razas
  • Su personalidad. Hay perros mucho más activos que otros.

Sin dudas, para que un perro pueda satisfacer su necesidad de actividad física diaria hay que incluir paseos en su rutina.

Mirá estas notas!

Lo recomendable es que tu perro salga a pasear entre 3 y 4 veces al día, entre 60 y 90 minutos en total.

Sin embargo, la cantidad de tiempo dependerá de las variables antes mencionadas. Hay perros que necesitan un tiempo de paseo mayor debido a su edad (cachorros que estén entrando en la adolescencia y perros jóvenes). Perros mayores de 8 años en general comienzan a poder y querer caminar menos. Pero sin dudas, todos los perros deben mantenerse físicamente activos en todo el transcurso de sus vidas para evitar problemas de salud ligados al sedentarismo. Para que el tiempo de paseo realmente esté bien utilizado, tenemos que saber lo que es un paseo de calidad. Para empezar, los elementos que utilicemos deben ser los correctos. Usaremos pretal, no collar, y pretal antitirones en aquellos perros que tiren al pasear. La correa debe ser mínimo de 2 metros para paseos urbanos, y de 5 metros para paseos en plazas o parques.

Tanto nosotros como el perro debemos ir caminando relajados permitiéndole que huela todo a su alrededor para de esta manera lograr una caminata realmente enriquecedera.

Además de las caminatas diarias, podemos sumar otras actividades para realizar junto a nuestro perro como puede ser practicar senderismo o trekking, nadar, correr juntos o practicar algún deporte canino. Sin embargo, con hacer actividad física a tu perro no le basta.

¿Qué otras cosas podemos hacer para que nuestro perro gaste energía?

En una rutina de calidad, debemos incluir actividades que estimulen a nuestro perro tanto física como mentalmente. Esto quiere decir, que además de realizar paseos diarios y ejercicio físico con ellos, tenemos que plantearles ejercicios de estimulación cognitiva. Todos los perros necesitan realizar este tipo de actividades, pero en perros con exceso de energía son fundamentales ya que en una sesión de veinte minutos pueden llegar a gastar la misma cantidad de energía que en una hora de paseo.

¿Qué actividades de estimulación mental puedo realizar con mi perro?

Practicar trucos y habilidades caninas

El aprender trucos y habilidades caninas es un excelente ejercicio de estimulación mental. El perro gasta muchísima energía intentando entender qué es lo que estamos pidiendo que haga en cada nuevo truco.

Juguetes interactivos

El uso de juguetes interactivos en la rutina de nuestros perros es fundamental. Los perros en la naturaleza, trabajan para obtener su comida. Son animales generalmente carroñeros y cazadores en ciertas oportunidades. Poder darles su comida de manera interactiva les da la posibilidad de manifestar sus comportamientos naturales en casa, en un ambiente controlado y seguro.

Actividades de olfato

Los perros son animales que conocen el mundo a través del olfato. Estimular este sentido es el equivalente en nosotros a leer un libro. Podemos hacer actividades como esconder la comida dentro de casa, comprar alfombras de olfato, o hasta simplemente esparcir el alimento por el piso y dejar que el perro lo busque.

Actividades de masticar, roer y lamer

Además de usar el olfato, nuestros perros utilizan su boca para relacionarse con su entorno. A los perros les gusta morder, roer y lamer por lo cual darles opciones para que realicen estas actividades con objetos “permitidos” también es una gran alternativa para que descarguen energía. Tenemos varias opciones, como por ejemplo:

  • Snacks deshidratados
  • Huesos de fémur de vaca, sin carne y crudos
  • Realizar heladitos caseros
  • Congelar yogurt
  • Usar alfombritas para lamer

Actividades de moldeado o shapping

El shapping o moldeado es una técnica de adiestramiento que consiste en ir premiando al perro por pequeñas aproximaciones a un objetivo final. Nosotros no le indicamos que hacer al perro, sino que esperamos a que éste nos ofrezca un comportamiento y lo “capturamos” (premiamos) en el momento exacto en que lo hace. Por ejemplo, si queremos enseñarle a nuestro perro por shapping a subirse a una caja, podríamos hacer lo siguiente:

  1. premiar cuando el perro mira en dirección a la caja
  2. premiar si el perro olfatea la caja
  3. premiar si el perro toca la caja con el hocico
  4. premiar si el perro toca la caja con una pata
  5. premiar si el perro sube una pata a la caja
  6. premiar si el perro sube dos patas
  7. premiar si el perro sube las 4 patas.
Vamos a premiar varias veces cada paso antes de pasar al siguiente. Para pasar al siguiente paso, tenemos que asegurarnos de que el perro entendió el anterior.

Una vez que el perro entendió qué es lo que buscábamos premiar, vamos a dejar de hacerlo, y esperar a que el perro “pruebe” con otros comportamientos. Una vez que el perro ofrezca el comportamiento que estoy buscando, lo comenzaré al premiar nuevamente. Es un ejercicio complejo tanto para el perro como para el humano, ya que nosotros debemos ser muy precisos en el momento de reforzar el comportamiento. Pero es una opción excelente de ejercicio mental ya que los perros deben invertir mucha energía en intentar descifrar qué es lo que estamos esperando que hagan. Con la combinación de ambos ejercicios, físico y mental, comenzaremos a establecer una rutina diaria de calidad para nuestros amigos perrunos. Lo importante, es ofrecerles la cantidad adecuada tanto de actividad física como cognitiva. Poca actividad puede generar problemas de comportamiento, pero mucha actividad también puede traer problemas por sobre estimulación. Está en nosotros conocer a nuestros perros e ir ajustando la rutina a lo que es adecuado para ellos.

Todos los ejercicios de estimulación mental deben tener un nivel de dificultad en que el animal lo pueda resolver, e ir incrementándolo sin pasarnos. Para evitar frutración y estrés.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist