El cepillado puede ser o un momento de relajación o un enorme dolor de cabeza para perro y humano. Son pocos los perros que se sienten naturalmente a gusto con el acondicionamiento de su pelo, por lo que es fundamental que nos encarguemos de asociar esta actividad con cosas positivas y agradables para él. 

Si querés saber como hacer para que a tu perro le guste el cepillado, no te pierdas esta nota de Filosofía Animal. 

¿Por qué a los perros no les gusta cepillarse? 

Los perros pueden llegar a temer al cepillado hasta el punto de, en algunos casos, desarrollar problemas de agresividad. Es fundamental que hagamos todo lo posible para nunca llegar a ese extremo, por lo tanto hasta que no hayamos trabajado en la positivización de esta actividad debemos evitar someter al perro a ella. 

Mirá estas notas!

A un perro puede no gustarle ser cepillado por alguno de los siguientes motivos: 

  • No fue bien socializado: cuando el perro es cachorro y atraviesa el período sensible de socialización es fundamental que tenga diversas experiencias positivas con diferentes estímulos (perros, personas, objetos, ruidos, manipulaciones, ser bañado, ser cepillado, etc.). Si durante este período no expusimos al cachorro al cepillado, existe la posibilidad de que hacerlo una vez que es adulto nos resulte realmente un desafío.
  • Tuvo una mala experiencia: si alguna vez intentamos cepillar a nuestro perro a la fuerza, le hicimos doler o lo retamos por no dejarse cepillar puede que haya asociado la sola presencia del objeto con algo desagradable.
  • El cepillo utilizado es incorrecto: puede que el perro haya sido bien socializado y que no haya sufrido ninguna experiencia negativa pero que el cepillo utilizado no sea el correcto. Algunos cepillos con cerdas metálicas pueden causar dolor en perros sensibles por lo que si bien no tienen ningún problema con la actividad en sí, no se dejan cepillar para evitar el dolor que les genera.

¿Cómo lograr que a los perros le guste cepillarse? 

Para lograr que a un perro le guste cepillarse es fundamental empezar con su habituación desde que son cachorros ya que el proceso será mucho más fácil y tendremos mayores probabilidades de que el resultado perdure en el tiempo. Sin embargo, todos los perros pueden ser habituados al cepillado.

Para habituar a un perro al cepillado recomendamos tener en cuenta los siguientes pasos: 

1- Vamos a empezar por presentarle al perro el objeto 

Si el perro sale corriendo cada vez que ve el cepillo será imposible poder lograr una buena habituación al cepillado. Por lo tanto, tenemos que empezar por hacer una asociación positiva del objeto en cuestión.

Para trabajar, vamos a necesitar unos cuantos trocitos de comida rica y motivante para el perro. Vamos a sentarnos en el piso con el cepillo en nuestra mano y esperar a que el animal decida interactuar con el objeto. Cada vez que el perro mire, se acerque, olfatee o toque el cepillo vamos a felicitarlo con un tono de voz amigable y a darle algunos premios. El objetivo es que el animal entienda que cada vez que interactúa con la caja suceden cosas agradables.

2- Comenzar por pequeñas aproximaciones al cepillado

Una vez que el perro se siente cómodo ante la presencia del cepillo, podemos comenzar a hacer pequeñas aproximaciones a lo que sería un cepillado. Vamos a empezar por simplemente apoyar el cepillo sobre el lomo del perro durante unos pocos segundos, a la vez que lo felicitamos y le damos varios premios. Continuaremos con este proceso durante unos minutos y terminaremos la sesión. Cuando veamos que el perro se siente cómodo con el cepillo apoyado sobre su lomo, podemos continuar con el mismo proceso en diferentes partes de su cuerpo.

3- Comenzar a cepillar al perro

Cuando notemos que el perro se siente completamente cómodo con el cepillo apoyado sobre diferentes partes del cuerpo vamos a empezar a cepillarlo suavemente. Podemos continuar con felicitaciones y algunos premios o dejar al perro masticando un snack deshidratado o lamiendo un heladito para perros. Nuestro objetivo es lograr que el perro asocie el momento del cepillado con una actividad placentera y relajante.

Recomendaciones finales

  • El perro debe ser cepillado en la dirección en la que crece el pelo, nunca a contrapelo ya que puede resultar muy molesto para el animal.
  • Nunca debemos intentar cepillar al perro por la fuerza, de lo contrario, vamos a lograr que deteste esta actividad pudiendo en algunos casos graves llegar hasta a presentar episodios de agresividad.
  • Debemos seguir prudencialmente los pasos de habituación antes mencionados y no avanzar si el perro no está listo. Si avanzamos y el perro manifiesta algún signo de estrés o incomodidad, tendremos que volver inmediatamente al paso anterior.
  • Recomendamos consultar con un veterinario cual es el mejor cepillo para el tipo de pelo de nuestro perro.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist