El bull terrier inglés es una raza de perro conocida por la forma única de su cabeza, la cual lo hacen parecer un “perro tiburón”. Existen dos variantes de la raza: el bull terrier y el bull terrier miniatura.

Esta raza de perros se ha ganado mala fama a nivel mundial por la potencialidad de su mordida. Sin embargo, no hay nada que nos pueda hacer creer que estos perros puedan llegar a ser agresivos con otros perros o personas.

Mirá estas notas!

Si querés saber más sobre el bull terrier inglés, seguí leyendo esta nota.

Origen del bull terrier inglés

El origen de los perros bull terrier está asociado a las peleas entre perros perros, y perros y otros animales. En 1835 en Gran Bretaña se desarrollaron cruces entre los bulldog y perros terrier para conseguir animales más ligeros pero igualmente tenaces, capaces de resistir el dolor de nuevo mal llamado deporte, las peleas de perros. Así surgieron los ancestros del actual bull terrier, lo cuales se conocían como bull and terrier. Estos ejemplares tenían la combatividad y resistencia al dolor del bulldog de aquel entonces y la agilidad de los terrier. Si bien eran más ligeros que los perros bulldog de entonces, estos bull and terrier eran más parecidos al bulldog de esas épocas que al bull terrier actual. De hecho, la cabeza tenía stop marcado y la apariencia general era más bien similar al staffordshire bull terrier actual.

Luego de 1850, James Hinks, quien se considera el creador de los bull terrier, estandarizó la raza por primera vez, al llevar a cabo cruces seleccionados entre bull and terrier blancos con otras razas, incluyendo el hoy extinto white english terrier. La raza de esa época todavía tenía stop marcado y la cabeza no era la de “tiburón” del bull terrier actual. Si bien no se conoce con certeza qué razas se emplearon para conseguir esta cabeza tan característica  se cree que se utilizaron razas de perros como el perdiguero de Burgos, el collie, el greyhound e incluso el dálmata.

En 1888 se publicó el primer estándar oficial de la raza. En 1917 nació el primer bull terrier moderno, con cabeza de tiburón y sin stop. Su nombre era «Lord Gladiator» y representa el nacimiento de la raza con las características más similares a las que conocemos hoy en día.

Los bull terrier miniatura se desarrollaron posteriormente, a partir de cruces selectivos entre perros bull terrier estándar. Su desarrollo tuvo que ver con las nuevas funciones que cumplía la raza, como perros de compañía en hogares de familia en la ciudad.

Características

El bull terrier inglés es un perro muy fuerte y musculoso, el cual puede ser de color blanco, negro, rojo o atigrado. El pelo es corto y liso por lo que no necesitará un cepillado diario. La forma ovalada de su cabeza sin stop (depresión naso-frontal), las orejas triangulares y los ojos en forma triangular le ofrecen un aspecto único y diferente a las demás razas caninas.

La nariz, negra y con fosas nasales bien desarrolladas, se curva hacia abajo en la punta. Las mandíbulas del bull terrier son considerablemente poderosas. Cuando el bull terrier inglés cierra la boca, la cara interna de los incisivos superiores entra en contacto con la cara externa de los incisivos inferiores. De esta forma, la mordida cierra en tijera.

Los ojos del bull terrier son negros o de un color marrón muy oscuro, estrechos y triangulares.

El cuello es musculoso, largo y grueso. El pecho es profundo y amplio lo cual les da una apariencia muy musculosa y atlética.. Al igual que en otros terrier de tipo bull, la cola del bull terrier es gruesa en la base y se estrecha hacia la punta.

Personalidad del bull terrier inglés

Los bull terrier son perros con energía considerablemente alta, por lo cual solo se recomienda para familias que estén dispuestas a satisfacer sus necesidades de actividad física diaria de forma correcta. De lo contrario, estos perros pueden comenzar a manifestar problemas comportamentales.

Si bien es un perro que puede llegar a resultar imponente, el bull terrier suele ser muy amigable y afectuoso. Sin embargo, el hecho de que su mordida pueda llegar a ser potencialmente letal hace que sea de vital importancia la socialización de estos perros. Además, es recomendable invertir en educación temprana para poder tener algunas herramientas relacionadas con la obediencia básica.

Cuidados

El pelaje del bull terrier inglés suele ser fácil de cuidar y mantener, así que no necesitará más que cepillarlo esporádicamente.  En invierno es aconsejable ponerle algún tipo de abrigo, ya que son razas que suelen padecer las bajas temperaturas.

Al ser un perro que suele manifestar alta demanda de actividad física debemos asegurarnos de ofrecerle paseos largos y de muy buena calidad así como también incluir otros aspectos de vital importancia en su rutina: juegos, actividades mentales, actividades olfatorias, etc.

Salud del bull terrier inglés

Las enfermedades más comunes de esta raza pueden ser las siguientes

  • Sordera
  • Luxación de la rótula
  • Problemas renales
  • Problemas de corazón
  • Problemas cutáneos

 

Para asegurarnos de que nuestro perro goce siempre de buena salud debemos realizar visitas al veterinario a modo de control cada 6 meses, cumplir con su plan de vacunación y desparasitación y darle una alimentación adecuada a sus necesidades particulares.

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist