Adiestramiento canino en positivo

En los últimos años se ha popularizado el concepto “adiestramiento positivo” o “educación en positivo”  para hacer referencia a una nueva metodología de educación canina que se basa principalmente en la omisión de castigos físicos y emocionales a la hora de enseñarle al perro. 

Esa corriente se denomina popularmente de esta forma ya que se considera que la técnica principal que utiliza para enseñar nuevos aprendizajes es la de refuerzos positivos. 

En la siguiente nota de Filosofía Animal te contaremos más sobre los refuerzos positivos y cómo utilizarlos. 

Mirá estas notas!

¿Qué es un refuerzo positivo? 

En el aprendizaje por reforzamiento positivo se asocia la realización de una conducta con la obtención de una consecuencia agradable. Esta consecuencia puede ser: comida, un mimo, una felicitación verbal o la aparición de algún objeto relacionado con el bienestar (puede ser dinero para las personas o un juguete para los perros) 

La lógica de esta metodología de aprendizaje sugiere que si damos algo agradable a un individuo cada vez que manifiesta determinada conducta, esa conducta empezará a manifestarse más seguido para recibir esa recompensa con mayor frecuencia.

Ahora bien, ¿sabemos de dónde sale este concepto de refuerzos positivos? 

El refuerzo es un concepto que parte de la teoría de aprendizaje denominada Condicionamiento Operante. 

¿Qué es el condicionamiento operante?

El condicionamiento operante es una forma de aprendizaje, mediante el cual un sujeto tendrá más probabilidades de repetir las conductas que conllevan consecuencias positivas y menos probabilidad de repetir las que conllevan resultados negativos. Es un tipo de aprendizaje asociativo, este tiene que ver con el desarrollo de nuevas conductas en función de sus consecuencias.

Dentro de la teoría del condicionamiento operante podemos encontrar 4 cuadrantes o situaciones de aprendizaje: 

  • El refuerzo positivo: si después de la conducta ocurre un suceso bueno, se producirá un aumento de la manifestación de la conducta. Por ejemplo, el perro se sienta, entonces le doy un pedazo de pollo. Como la consecuencia que el perro recibió por sentarse fue positiva, va a sentarse con mayor frecuencia.
  • El refuerzo negativo: si después de la conducta no ocurre o deja de ocurrir un suceso malo que ya está pasando, lo que también aumentará la presencia de la conducta. Por ejemplo, un perro tira de la correa entonces es ahorcado con un collar de ahorque. El perro se asfixia y deja de tirar. El perro entiende que si no tira no es ahorcado, por lo tanto va a dejar de tirar más seguido.
  • El castigo negativo: cuando después de la conducta no hay una consecuencia agradable, disminuirá la presencia de la conducta. Por ejemplo, un perro nos salta constantemente pidiendo atención. Si comenzamos a ignorar al perro el animal se dará cuenta de que de esta forma no obtiene nada a cambio, por lo tanto la conducta de saltar ocurrirá menos seguido.
  • El castigo positivo: cuando después de la conducta ocurre un suceso malo, lo que también disminuirá la presencia de la conducta. Por ejemplo, un perro ladra y recibe una patada en las costillas. El perro aprenderá a no ladrar ya que sabe que si lo hace la consecuencia será dolorosa. Entonces, la conducta de ladrar se manifiesta menos seguido. 

¿Qué reforzadores positivos se deben usar? 

Cuando trabajamos con perros utilizamos principalmente los siguientes tres estímulos como refuerzos:

  • Comida: debe ser rica y motivante
  • Juguetes: algún juguete que al perro le guste
  • Refuerzo social: mimos y felicitaciones

El refuerzo positivo debe ser algo que para el individuo tenga una consecuencia agradable. Algo que genere placer y bienestar. Este es un concepto fundamental ya que muchas personas intentan utilizar ciertos estímulos como refuerzos cuando realmente no lo son.

Ejemplo 1: un hombre trabaja mucho durante un mes para obtener un bono prometido por su jefe. Al llegar al fin de mes, el jefe le otorga el bono al hombre, pero el dinero recibido es menos de la mitad de lo que se le había prometido al empleado.

El hombre siente decepción y frustración, lo cual traerá como consecuencia que no vuelva a trabajar duro. Sin embargo, si el bono otorgado a fin de mes hubiese alcanzado las expectativas del empleado, éste hubiese pensado probablemente que todo el esfuerzo valió la pena y continuaría con un buen rendimiento laboral ya que existe la posibilidad de obtener un nuevo bono a futuro. 

Ejemplo 2: un perro está jugando con sus amigos en la plaza cuando de repente su tutor lo llama. El perro responde al llamado y cuando acude al humano recibe como recompensa unos mimos.

Al perro no le gusta ser acariciado, por lo cual si las consecuencias de responder al llamado son unos mimos en la cabeza, va a dejar de hacerlo. Sin embargo, si al responder al llamado recibe un puñado de pollo, y al perro le gusta mucho el pollo, va a comenzar a responder al llamado más seguido. 

Debemos tener en cuenta las motivaciones de nuestros perros a la hora de elegir el refuerzo adecuado. 

Es importante entender estos ejemplos ya que aquello que para nosotros puede ser un refuerzo positivo, puede que para el perro no lo sea. Si le damos un juguete como refuerzo a un perro que no se siente atraído por él, no estaremos reforzando la conducta eficientemente. Debemos tener en cuenta las motivaciones de nuestros perros a la hora de elegir el refuerzo adecuado. 

 

¿El adiestramiento en positivo se basa solo en usar refuerzos positivos? 

El adiestramiento o educación en positivo no se basa en utilizar solamente refuerzos positivos. Los adiestradores o educadores caninos que se inclinen por esta corriente pueden utilizar diferentes técnicas de modificación de la conducta entre las cuales encontramos: 

  • Contra condicionamiento clásico
  • Contra condicionamiento operante: refuerzos positivos y castigos negativos
  • Habituación
  • Desensibilización sistemática 

Dependiendo de la situación y del caso en particular se utilizará una técnica u otra. Lo importante, es buscar un profesional que se incline por técnicas que no incluyan castigos físicos o emocionales para con el animal

 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist