A la hora de pensar en sumar a un perro a la familia es fundamental que tengamos en cuenta la edad adecuada para hacerlo. Si adoptamos un cachorro que ya fue separado de su madre, no tenemos posibilidad de elegir. Sin embargo, cuando las condiciones son favorables y tenemos la posibilidad de elegir, tanto en criaderos, como en casas de familia, o en refugios donde los cachorros están con las madres, debemos adoptar al cachorro luego de los 60 días de vida. Esto es necesario ya que solo después de las 8 semanas de vida el cachorro habrá finalizado de forma satisfactoria el proceso de destete. 

El hecho de que los cachorros pasen sus primeros 60 días de vida junto a su madre y hermanos puede traer muchos beneficios a nivel emocional y comportamental. Por el contrario, aquellos cachorros que son separados de sus madres de forma prematura pueden desarrollar problemas emocionales.

Principales problemas a la hora de adoptar un perro antes de finalizar el destete

Los dos grandes problemas a la hora de adoptar un perro antes de finalizar el destete son:

Mirá estas notas!

  • Cachorros con baja o muy baja tolerancia a la frustración
  • Cachorros que no tuvieron ningún tipo de aprendizaje para regular su mordida

Aprender tolerancia a la frustración 

Durante el proceso de destete los cachorros empiezan a tener sus primeros trabajos de tolerancia a la frustración. El proceso de destete consiste en aquel paso en el cual los cachorros pasan de mamar la teta de su madre a comenzar a comer alimentos sólidos/semi sólidos.

Durante el proceso de destete los cachorros empiezan a tener sus primeros trabajos de tolerancia a la frustración.

El cachorro, acostumbrado a tener su comida siempre a disposición, empieza a no poder comer siempre lo que desea. La madre probablemente esté agotada por alimentar y cuidar a sus cachorros hace ya más de un mes, sumado a que los bebés comienzan a tener sus primeros dientes cosa que puede ser muy doloroso para ella al momento de alimentarlos. Por este motivo, la madre comienza a elegir cuando pueden mamar los cachorros y cuando no. 

En el proceso de destete el cachorro comienza a entender que no siempre que quiera algo lo tendrá a disposición. Este tipo de aprendizaje emocional le brinda al cachorro la posibilidad de desarrollar ciertas herramientas emocionales que utilizará el resto de su vida adulta. 

Otro aspecto a tener en cuenta con respecto al desarrollo de la personalidad, y en el aprendizaje de la tolerancia a la frustración, es el número de cachorros de una camada.

En una camada con un número bajo de crías, por ejemplo, menos de 4, probablemente los cachorros, durante sus primeras semanas, tendrán una teta a disposición siempre que lo deseen. En cambio, en una camada con un alto número de crías, cómo aquellas razas que tienen entre 8 y 10 cachorros por camada, las crías deberán competir con sus hermanos para poder comer, fallando en muchos de los intentos. Esto quiere decir que los perros que son hijos únicos o que tengan pocos hermanos, tienen mayor posibilidad de que mayores tengan una tolerancia a la frustración baja o muy baja, porque durante sus primeras semanas de vida lo han tenido todo mucho más fácil que aquellos que han tenido que competir y esperar por su comida. 

Los cachorros que no tienen buenos trabajos de tolerancia a la frustración pueden volverse cachorros hiper demandantes que se frustren y estresen cada vez que algo no se da en el momento en el cual lo solicitan. 

Aprender a inhibir la mordida

Uno de los mayores problemas con el que se encuentra un tutor que ha sumado a la familia a un cachorro que tuvo un destete prematuro son las mordidas excesivas.

En el momento del juego si un cachorro  muerde demasiado fuerte a otro, el que es mordido emitirá un aullido y, normalmente, el juego se detendrá para ambos. Lo que ocurre aquí es que se fija  un nivel de mordida máximo de juego entre estos 2 hermanos. 

En el caso de que alguno de los hermanos no pare cuando el otro se lo pida, debería intervenir la madre actuando como moderadora. Podemos ver muchas veces como la madre se interpone entre los hermanos para calmar la situación.

En caso de no ser suficiente la interposición, la madre puede actuar de dos maneras

  1. Puede ponerse encima del cachorro para bloquearlo con su cuerpo 
  2. Puede detenerlo  con su boca.

Este es el principio del trabajo de la inhibición de la mordida, que es la clave para que el perro adulto no tenga una boca sin control.

Recomendaciones

Si tomamos la decisión de buscar un cachorro en un criadero debemos hacerlo a consciencia. Aquellos criadores que entreguen sus cachorros antes de los 60 días no son recomendables. 

Será necesario hacer un búsqueda exhaustiva de los mejores criaderos de la raza que estemos buscando: 

  • Aquellos que no entreguen a los cachorros antes de los 60 días
  • Aquellos que tengan a todos los perros (madres, padres y cachorros) en condiciones adecuadas. 

Si pensamos adoptar un cachorro que no es de criadero, como por ejemplo en el caso de perros rescatados, es probable que, por diversas razones, el mismo haya tenido que ser separado de la madre antes de lo deseable.

En algunos casos, cuando el cachorro muestra algunos de los síntomas que hemos mencionado, recomendamos contactar a un educador canino que nos oriente en cuanto a las mejores formas de educar al perro en estas habilidades emocionales y de comportamiento.

 

 

Te va a gustar.

Seguinos

NUESTROS CURSOS

Cursos de adiestracion para perros on line

Cursos de adiestramiento para perros por video llamada

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist